90.000 personas reclaman en Madrid los derechos de las personas con discapacidad

Gran éxito de la marcha SOS Discapacidad. Trabajadores y miembros de Fepamic se desplazaron hasta la capital de España.

Imágen del inicio de la manifestación

Personas de todo el país invadieron ayer el centro de la capital de España en el marco del Día Internacional de la Discapacidad.

La marcha convocada por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) reunió ayer a unas 90.000 personas en el centro de Madrid para reivindicar los derechos de un colectivo, que está viendo peligrar su situación por culpa de la crisis, los impagos y los continuos recortes de las administraciones.

La Federación de Discapacitados Físicos y Orgánicos de Córdoba también se sumó a esta multitudinaria protesta. Unas 90 personas distribuidas en nueve vehículos de la Federación se desplazaron hasta Madrid para secundar esta protesta pacífica, que advierte de la delicada situación en la que se encuentran las personas con discapacidad y sus familiares.

La marcha fue todo un ejemplo de protesta organizada y pacífica que trascurrió sin incidentes y reunió a diferentes colectivos de personas con discapacidad y simpatizantes de toda España. Unos 800 voluntarios colaboraron para garantizar la correcta atención y organización de los manifestantes, que acudieron en más de 500 autobuses y un gran número de vehículos.

 

 

Bajo el lema SOS Discapacidad-Derechos, Inclusión y Bienestar a salvo, la protesta comenzó en la calle de Goya, y finalizó en la Plaza de Colón, desbordada por los miles de manifestantes que quisieron apoyar esta protesta.

El acto finalizó con las palabras de  de Yannis Vardakastanis, presidente del Foro Europeo de la Discapacidad, y del presidente del Cermi, Luis Cayo Pérez Bueno. Además, varias personas con discapacidad dieron lectura a un manifiesto, en el que se hizo una llamada de socorro y se alertó de la delicada situación del colectivo.

Destacó la importancia de la unión para salir juntos a la calle: “Si estamos unidos, ganaremos esta batalla”.

El presidente del Cermi hizo un llamamiento a los diferentes partidos políticos para impulsar un “pacto de estado por la discapacidad”.

El manifiesto final fue leído por varias personas con diferentes discapacidades, que reivindicaron los aspectos más preocupantes a los que se enfrenta el colectivo. La necesidad de tomar medidas en aspectos tan importantes como el empleo, la accesibilidad y la educación, fueron algunos de los aspectos destacados. A esto se suma el “incumplimiento sistemático de las leyes” que velan por las personas con discapacidad. El manifiesto finalizó con un contundente aviso: «Hemos dejado de ser las víctimas fáciles de la historia y de la vida en sociedad, para ser también coprotagonistas de la misma. Por eso nos manifestamos”.