Asistencia personal: un derecho humano al servicio de la discapacidad

Finaliza el programa de asistencia personal, que mejora la calidad de vida de las personas con discapacidad, con un alto grado de compromiso.

La Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba, en pro de mejorar la calidad de vida del colectivo, desarrolla actuaciones que potencian la autonomía e inclusión social de las personas con discapacidad, en situación de dependencia y a sus familias.

Estas actividades se concentran en el apoyo en la realización de tareas básicas relacionadas con la higiene personal y alimentación, pues no están completamente cubiertas debido a la actual crisis sanitaria.

Mediante el programa Asistencia Personal: atenciones básicas a personas con discapacidad y/o en situación de dependencia derivadas de la actual crisis sanitaria, cofinanciado por la Delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba y por la Consejería de Igualdad, Política Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, se ha posibilitado la contratación de tres asistentes personales durante cuatro meses (de enero a mayo).

Durante este periodo de tiempo, se han dado respuestas a las necesidades de cuatro personas con discapacidad en situación de dependencia. No solo han cubierto las necesidades más básicas de las personas destinatarias directas, sino que también se han podido beneficiar las familias y su entorno.

Las personas que se han beneficiado directamente de este proyecto tienen discapacidad y además se encuentran en situación de dependencia con grados II y III.

En líneas generales, este programa ha tenido gran acogida y aceptación por las personas beneficiarias, así como por sus familias, ya que da respuestas a necesidades de un colectivo tan específico que se ha visto fuertemente afectado por las consecuencias de la pandemia.

Qué es la asistencia personal

La asistencia personal se refiere al apoyo humano que presta mediante relación laboral una persona (asistente) a otra persona con discapacidad (usuaria) con el fin de que esta pueda desarrollar una vida independiente, en libertad y con participación social. Es, por tanto, un derecho humano que se recoge en la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de 2006 (CDPD).

La persona asistente, por tanto, presta su apoyo para la realización de las tareas que le encomienda la persona usuaria, siempre dentro de las condiciones fijadas por el contrato: trabajo, desplazamientos, viajes, educación…

Actividades desempeñadas

Las actividades que más se han realizado han sido las movilizaciones con grúa, el apoyo a la higiene y aseo personal, el apoyo en la ingesta de alimentos y el acompañamiento para la prevención del aislamiento derivado de la actual crisis sanitaria.

Medidas de inclusión

Dos de las tres personas contratadas tienen discapacidad. Fepamic, en su fin de progresar con la empleabilidad del colectivo, no solo ha cubierto las necesidades emergentes, sino que, además, ha facilitado el acceso al mercado laboral de personas con discapacidad a través de un empleo de calidad.