Carmen Burg, médico de la Residencia de Fepamic nos cuenta su día a día

Desde hace 4 años está al frente de la atención médica y de enfermería, área compuesta por 2 enfermeras, 2 auxiliares, 1 acompañante y gestor de asuntos administrativos externos, 7 cuidadores de planta y 2 auxiliares más en practicas

Carmen Burg en su mesa de trabajo.

Nos recibe con su habitual sonrisa y fonendo al cuello. Casada con dos hijos fue seleccionada como médica de la Residencia de Gravemente Afectados que la Federación tiene en el barrio del Tablero en Córdoba.

En el departamento hay bastante trasiego a las 10:30 de la mañana, con enfermeras y auxiliares organizando la medicación, curas, cuadrantes y lo referente al día.

La mañana para Carmen comienza con la valoración y priorización de los casos a tratar. Principalmente afectados leves de fiebre, vómitos o diarreas ocupan la primera hora.
Una vez tratados estos residentes, se da paso a las consultas a demanda, donde alrededor de 15 usuarios diarios visitan a la médica para consultas generales y seguimiento de afecciones en tratamiento.

La parte central de la mañana, la dedica a la gestión de procesos múltiples como los habituales contactos con los centros de salud, hospital y enfermeras de enlace. Es también el momento de atender a los visitadores médicos y proveedores de material sanitario.

Carmen nos comenta que una parte importante de su trabajo es la gestión de recursos humanos. El área está compuesta por 2 enfermeras, 2 auxiliares, 1 acompañante y gestor de asuntos administrativos externos, 7 cuidadores de planta y 2 auxiliares más en practicas.