El servicio de destrucción de documentos continúa creciendo pese a la crisis

Desde que Fepamic puso en marcha esta actividad hace un año, se han destruido más de 250.000 kilos de papel

Balas de papel triturado para reciclaje.

El Servicio de Destrucción de Documentos responde a la creciente necesidad que tienen empresas y administraciones de deshacerse de material confidencial para cumplir la Ley de Protección de Datos (LOPD). Esta ley exige una serie de requisitos de seguridad y confidencialidad, que garanticen la total privacidad de los datos que deben ser destruidos.

Fepamic Destrucción y digitalización de documentos cuenta con el Certificado de Gestión de Residuos que le permite hacerse cargo de la documentación con total garantía, cumpliendo la normativa existente al respecto.

El servicio incluye la recogida de los documentos en contenedores con sistema de seguridad, su transporte, destrucción y posterior certificación.

Fepamic se encarga también de separar los materiales para que una vez destruidos sean correctamente reciclados, contribuyendo de esta manera a la conservación del medio ambiente.

Desde que la Federación puso en marcha esta actividad, hace aproximadamente un año, se han destruido más de 250 toneladas de papel.

La coordinadora del servicio, Virginia Jurado, asegura que “pese a la crisis la cartera de clientes sigue aumentando poco a poco, dentro y fuera de nuestra provincia).

Los principales clientes de esta actividad son Entidades bancarias, compañías de seguros, bufetes de abogados, hospitales, y alguna administración pública

La Federación de Discapacitados Físicos de Córdoba puso en marcha esta actividad con el único fin de seguir generando empleo para personas con discapacidad. Actualmente, el 100 por ciento de los trabajadores del Servicio de Destrucción de Documentos tienen alguna discapacidad reconocida.