Fepamic celebra la Semana Santa con una particular exaltación a la saeta

52 usuarios de la Unidad de Día de la Federación Provincial de Asociaciones de Minusválidos Físicos de Córdoba (Fepamic) han podido disfrutar a cargo de la entidad de las tradicionales exaltaciones a la saeta de la mano de Rafael Castro.

En la imagen, Joaquín Sáez durante su actuación.

El cantante, conocedor de este público tan especial, hizo un repaso a la historia de la saeta, que «comenzó en el siglo XVI», apuntó. «Los primeros en cantarlas fueron los frailes franciscanos y los dominicos, pero con una música disonante», indicó. Castro también hizo referencia a la evolución de este canto a lo largo de los siglos y, por ejemplo, aseguró que fue en el siglo XVIII cuando dio comienzo «la saeta antigua», mientras que en el siglo XIX fue cuando empezaron a sonar las «saetas flamencas».

La actividad, que incluyó también la actuación del cantante de copla Joaquín Sáez, sirvió para sacar de la rutina diaria al personal y usuarios de la Unidad de Día. Según Antonio Hermoso, presidente de Fepamic, la asociación suele realizar actividades y talleres relacionados con cada época del año, sin embargo, ésta era la primera vez que en Semana Santa se organiza esta actividad.
 
Bernardo Moreno, responsable de la unidad de estancia diurna de Fepamic, subrayó también la importancia de este tipo de actividades, sobre todo, entre las personas «mayores y los más pequeños porque son las que más disfrutan con ellas», señaló.
 
Moreno consideró que la exaltación de la saeta supone «dar otro toque a la Semana Santa» y, además, brinda la oportunidad a estas personas de «participar en ella, ya que muchos no pueden ir a las procesiones».