La inclusión socioeducativa, pilar de un modelo igualitario

EDUCACIÓN INCLUSIÓN FEPAMIC
Fepamic inicia el curso escolar 22/23 con 160 monitores para el apoyo al alumnado de necesidades educativas especiales de 154 centros educativos de la provincia de Córdoba.

El curso académico escolar regresa con la incorporación 160 monitores de educación especial con el objetivo tanto para facilitar la inclusión socioeducativa del alumnado de necesidades educativas especiales como para mejorar su calidad de vida. Misión que la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) asume desde 2004.

La inclusión socioeducativa resulta imprescindible para la plena construcción de los parámetros de igualdad dentro de una sociedad, donde se oferte oportunidades de acceso, permanencia y apoyo para niños, niñas y jóvenes, a través del rol trascendental que cumple el profesional técnico de integración social, lo que posibilita su inserción a la sociedad.

Desde la edad temprana se deben asumir responsabilidades de cambio y ser ejemplo del destierro de hábitos de maltrato y exclusión que han afectado a las sociedades y que, en la actualidad, es considerado uno de los indicadores de pobreza, por la falta de oportunidades laborales, estudio o cualquier limitante de bienestar.

Hablar de inclusión educativa en la actualidad, es tratar sobre los cambios en los modelos educativos que han priorizado sus necesidades antes excluidas por diversas situaciones y de manera fundamental por no estar institucionalizados y legalizados sus derechos.

En este marco se incluye el acceso a una educación inclusiva, de tal manera que todo el alumnado con necesidades educativas especiales (sin importar su género, religión, afinidades políticas, capacidades de aprendizaje, entre otras características) pueda gozar y ejercer sus derechos a una educación digna y de calidad.

La inclusión educativa no debe ser tomada como una obligación para brindar buen trato a las personas que, por una u otra causa son vulnerables. Hay que interiorizar que es un derecho que tienen de acceso al sistema educativo. Es fundamental que el centro educativo tenga presente el criterio de diversidad dentro del contexto educativo, en cuanto a lo que está normado, lo que refuerza la idea principal de la satisfacción de las necesidades educativas.

Empleabilidad de monitores de necesidades educativas especiales con discapacidad

Los monitores de educación especial son un apoyo esencial en la educación del alumnado con discapacidad. Sus funciones de asistencia, cuidados, desplazamientos y supervisión constituyen un soporte imprescindible en los centros. En colaboración con el profesorado especializado (pedagogía terapéutica y audición y lenguaje), contribuyendo así a la educación.

Además, Fepamic garantiza la prerrogativa de emplear a personas con discapacidad para el desempeño del cargo. Dos ejemplos son los casos de Auxiliadora Álvarez y Mario Rentero, monitores en el colegio Concepción Arenal de Córdoba.

Álvarez destaca el crecimiento personal y profesional que le supuso hace dieciséis años la oportunidad laboral en Fepamic: “nunca antes había tenido la oportunidad de tener un trabajo estable y digno. Significó todo, puesto que me motivó a estudiar e, incluso, a día de hoy, continúo formándome”. Por su parte, Rentero enfatiza el trabajo diario como “una forma didáctica para que, en un futuro, el alumno consiga ser autónomo y autosuficiente”.