Laura Ruiz, estudiante del Instituto Puente de Alcolea, entrevista a su monitor Antonio Caballero

Antonio Caballero Álvarez, trabaja como auxiliar en educación, y también colabora como voluntario de la Cruz Roja

Laura Ruiz junto a su cuidador Antonio Caballero.

«Este trabajo es muy gratificante, y cada día me gusta más»

Antonio Caballero Álvarez, nacido en Alemania en septiembre de 1972, casado, con un niño de 5 años. Trabaja como auxiliar en educación en el IES Puente de Alcolea, y también colabora como voluntario de la Cruz Roja

¿Cuál es tu trabajo en el Instituto?
Principalmente es el cuidado y apoyo educativo de Laura Ruiz, aunque siempre estoy abierto a ayudar a aquellos alumnos que necesiten algo de mí.

¿Por qué te dedicaste a esto?
Hoy en día es muy difícil dedicarte a aquello que más te gusta, aunque he de decir que este trabajo es muy gratificante, y cada díac que pasa me gusta más. Llevo dos años en este trabajo y fue algo casual estar al cuidado de niños , pues mi intención era ser conductos de transporte adaptado para personas con discapacidad.

¿Qué te llevo a hacer esto?
Mi amor a ayudar a los demás. Aparte, para trabajar en este trabajo debes tener alguna noción en temas sanitarios, algo a lo que me he dedicado en los últimos años, y sigo dedicándome. Por lo tanto, uniendo estos conocimientos más ese amor a ayudar a los demás, hace que esté en este trabajo.

Has dicho que tienes nociones en temas sanitarios. ¿Te has dedicado antes a lo sanitario?
Antes y durante (risas). Desde el 2008 que comencé como voluntario de la Cruz Roja, en el departamento de socorros y emergencias, y hoy en día soy auxiliar de transporte sanitario urgente, haciendo servicios en ambulancias. Así que, algunas cosillas sé, aunque no muchas (risas).

Desde hace 5 años, pero, anteriormente, ¿a qué te dedicabas?
Es una etapa en mi vida en la que no terminé muy bien, pero bueno, he estado más de 18 años como militar, y mejor dejarlo ahí.

Cambiando de tema, ¿qué aficiones tienes?
Tengo poco tiempo para ello por mis obligaciones paternales pero, por decirte, por este orden: El Córdoba C. F., el futbol, los videojuegos e ir al gimnasio. Pero lo que más me gusta es estar con mi niño.

Vale, podemos dejarlo así. Ya te conocemos más. Muchas gracias por tu tiempo. De nada, gracias a ti. Nos vemos en clase (risas).

Antonio también escribe poesía. Una muestra de su trabajo son estos dos poemas.

La vida es bella,
Bella, linda, bonita,
Tan bella es ella,
Que a uno la vida le quita.

Abuela

Duende escondido en la noche
Olas verdes de la mar salada
Licor en el cuerpo calienta
Olvidando el frio de la mañana
Recuerdo al pie de la cama
Encontrándose ella levantada
Siempre mi sueño velaba.

Pienso en aquellos dulces momentos
En sus caricias y besos
Ramos de jazmines en su aliento
Esmeraldas son sus hojos
Zafiros de amor y sentimiento.

Córdoba lleno de vida
Admirada por su gran belleza
Rafael de ella se alejaría
Muerte amarga de odio y tristeza
Ojos dulces lo que vería
Nostálgicos del día al que ella reza
Al saber lo que él la quería.

Publicada en la revista del IES Puente de Alcolea