Saltar al contenido principal

Fepamic crea una bolsa de empleo especializada en Málaga

03/01/2020

La sede malagueña de Fepamic ha incorporado durante los últimos meses un servicio de orientación laboral para personas con discapacidad gracias a un proyecto llevado a cabo por la entidad con la colaboración de la Fundación Ayesa, CajaGranada Fundación y Bankia en Acción. En el marco del programa “Orientación laboral para personas con discapacidad en la provincia de Málaga” más de 100 personas con discapacidad han recibido orientación laboral y se ha creado una bolsa de empleo especializada.
El objetivo principal de Fepamic es mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y de su entorno. Una de las herramientas para conseguirlo es el empleo estable y de calidad. El proyecto desarrollado en Málaga ha sido una actividad innovadora en esta provincia que permite a las personas con discapacidad acceder a recursos que mejoran su inserción laboral.
El proyecto surgió por la necesidad de incorporar en la provincia de Málaga recursos de información, orientación e inserción laboral para personas con discapacidad. La figura de la orientadora laboral se ha incorporado en la Sede de FEPAMIC de Málaga durante cinco meses, convirtiéndose en una herramienta clave para el éxito del programa y para el acercamiento de las personas con discapacidad al mundo laboral.
Entre las acciones realizadas en este proyecto, además del asesoramiento y la información, se ha puesto en contacto a personas con discapacidad con diferentes entidades y empresas próximas y se ha creado una bolsa de empleo especializada.
La orientadora ha entrevistado a un total de 113 personas que han recibido información y asesoramiento específico en el ámbito de la discapacidad, y también sobre la red de recursos y herramientas que permiten una mayor accesibilidad a las personas con discapacidad. La población de Málaga y provincia atendida en el marco de este programa presentaba en general falta de formación, de experiencia y de información, poca cualificación profesional y factores de riesgo de exclusión social.
Estas personas se han entrevistado con la orientadora laboral con el fin de empezar a cambiar su futuro sin la influencia de estereotipos y prejuicios, sostenidos por la sociedad en general, por las propias personas con discapacidad y por sus familias.