Saltar al contenido principal

Tecnología y discapacidad

31/07/2020

Según algunos estudios como el Informe Tecnología y Discapacidad, elaborado por la Fundación Adecco y Keysight, hay una estrecha relación entre el desarrollo tecnológico y el aumento en el número de personas con discapacidad contratadas. Esto ocurre porque cada vez es más fácil adaptar los puestos de trabajo y que todas las personas puedan desempañar la tarea de la misma forma y con la misma calidad.

Estas adaptaciones mitigan las dificultades derivadas de la movilidad, la audición o la visión reducida, posibilitando que las personas con discapacidad utilicen su potencial cognitivo en el ámbito laboral. Algunas de estas adaptaciones pueden ser: mesas regulables en altura, teclados con cobertores o teclas de gran tamaño que impiden pulsaciones accidentales, ratones virtuales o ergonómicos, pantallas de gran formato, lectores de pantalla, impresoras de braile, magnificadores o lupas aumentativas, o para personas con dificultad auditiva se pueden establecer intérpretes de lengua de signos, emisoras de frecuencia modulada, prótesis auditivas… Al fin y al cabo, hay muchas opciones para que ningún tipo de discapacidad sea un impedimento para desempeñar un trabajo.

En Fepamic, la mayoría de sus trabajadores son personas con discapacidad y uno de los departamentos es el de adaptación y accesibilidad que se dedica a adaptar al puesto de trabajo a las personas que lo necesitan. Una de las filosofías de la empresa es que la persona no tiene que adaptarse al puesto del trabajo si no al revés porque el foco de nuestra Federación está en las personas. Como siempre decimos: Fepamic trabaja para, por y con personas con discapacidad.

Según una encuesta de la Fundación Adecco: las Nuevas Tecnologías han mejorado la calidad de vida integral de 6 de cada 10 personas con discapacidad y más la mitad (un 53%) asegura que este tipo de adaptaciones facilitan en gran medida las tareas que su puesto de trabajo requiere, permitiéndoles ser autónomos en sus tareas.