Saltar al contenido principal

Yara Álvarez: “Ser mujer, tener discapacidad y vivir en un pueblo puede suponer una barrera para la inclusión social y laboral de la mujer rural”

15/10/2021

El 15 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Mujer Rural, por lo que FEPAMIC, en su compromiso con la inserción laboral de las personas con discapacidad, apremia a un trabajo inclusivo en toda la provincia.

En España hay escasos estudios actualizados acerca de la situación de la mujer rural con discapacidad. Con motivo del día internacional de la mujer rural, la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) pone de manifiesto la difícil situación que atraviesan con motivo de la exclusión social que padecen.

Los datos hablan por sí solos: en Andalucía 277.524 mujeres tienen algún tipo de discapacidad. En Córdoba, 22.783. En el ámbito rural de la provincia, 6.016.

Una de ellas es Yara Álvarez, técnica de proyectos de FEPAMIC, que expone la situación por la que atraviesa: “ser mujer, tener discapacidad y vivir en un pueblo conlleva una serie de factores que pueden suponer una barrera para la inclusión social y laboral de la mujer rural”.

Siguiendo los datos obtenidos por el informe del Observatorio estatal de la Discapacidad denominado “Las mujeres y niñas con discapacidad en el ámbito rural en España” el 75% de mujeres entrevistadas refieren que, sí existen diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a la vivencia de la calidad de vida y 67% creen que no existen las mismas posibilidades entre hombres y mujeres.

De esta manera, Álvarez agradece la oportunidad laboral en la entidad cordobesa, puesto que, a su parecer, “ser mujer, tener discapacidad y vivir en un pueblo conlleva una serie de factores que pueden suponer una barrera para la inclusión social de la mujer rural”.

Teniendo en cuenta la merma en la oferta de servicios públicos en el entorno rural que implica un déficit general en infraestructura civil y de transportes, al igual que en la cobertura de los servicios sociales, de salud, culturales o un menor acceso a las TIC, las mujeres con discapacidad que viven en este ecosistema ven incrementado el riesgo de exclusión social, ya que la inaccesibilidad física y de infraestructuras contribuyen al aislamiento e invisibilidad social de este colectivo de mujeres.

FEPAMIC alza la voz por un trabajo inclusivo de la mano de Diputación de Córdoba y sus mancomunidades para la erradicación de la discriminación de la mujer en ámbito rural. “La inserción en el mundo laboral fomentan una mejora de la calidad de vida del colectivo tan específico”, concluye la técnica de la federación cordobesa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies