Rafael Castro entrevista a Antonio Hermoso para Diario Córdoba

La falta de conciertos ha estancado la actividad en nuestra residencia. Mantener actualmente 400 empleos para personas con discapacidad es todo un reto y es una ayuda para muchas familias.

Antonio Hermoso está al frente de Fepamic desde el año 1994.

Antonio Hermoso, presidente de Fepamic, hace una valoración de las acciones que viene realizando la Federación Provincial de Asociaciones de Minusválidos de Córdoba. Comenzó en el año 1994 con muy pocos recursos y a lo largo del tiempo ha logrado generar empleo, impulsar el desarrollo económico de Córdoba y mejorar la calidad de vida de muchas personas con discapacidad que antes se encontraban en exclusión social prácticamente.

Fepamic es un colectivo que no para de trabajar y de incorporar cada vez más a las personas dependientes en la vida social de nuestra ciudad, gracias a su incorporación al mundo laboral.

–¿Cómo marcha la ampliación de las plazas de vuestra residencia de mayores?
–Desde la Junta de Andalucía se nos dice que están sometidos a recortes y que sus políticas sociales se mantienen. Sin embargo a Fepamic se nos había motivado para que ampliáramos y luego no se concierta. En ese sentido, para nosotros es un problema, porque hemos invertido más de 2 millones de euros en la ampliar la oferta en cuarenta camas más y ahí están, pero las plazas concertadas no. Se le está pagando al banco, pero no hay manera de rentabilizar eso porque la Junta ha paralizado la ampliación de conciertos.

–¿Qué soluciones se plantean entonces ahora?
–El problema no es que se haya paralizado la ampliación de conciertos, sino que muchos de los usuarios se trasladan u otros fallecen no hay posibilidad de reponerlos. Así que soluciones a nivel particular de la Federación son muy difíciles.

–¿Qué problemas os están trayendo esta situación?
–Más que todo poner en riesgo avances que se habían consolidado. Esta situación nos está trayendo muchos problemas al colectivo.

–En una época en la que hay poco empleo para España, ¿qué situación atraviesa Fepamic cuando ha generado tanto en los últimos años para los discapacitados?
–La situación de desempleo actual es muy grave y para nosotros aún más. Mantener actualmente 400 empleos para personas con discapacidad es todo un reto y es una ayuda para muchas familias. Asimismo, atender a tanta gente, así como cubrir a los 200 usuarios tanto de la residencia como del centro de día es todo un logro, así como en transporte, fisioterapia, cursos de informática, etcétera. Son servicios que se prestan y sirven de mucha ayuda a las personas con discapacidad.

–¿Qué valoración hace de los profesionales?
–Se han consolidado, así como una serie de hábitos y conocimientos, por lo que ponerlos en riesgo es una vuelta atrás, suponiendo una grave pérdida de lo acumulado a lo largo de estos últimos 20 años.

–¿Cómo considera la situación de vuestra estructura?
–Es bastante sólida. No hemos dejado de pagar a ningún proveedor ni a ningún trabajador. No obstante, la Junta de Andalucía tarda mucho en pagar. Lo último que ha pagado ha sido en diciembre y ahí estamos. Hay ayuntamientos que llevan prácticamente un año sin pagar. Estamos haciendo un esfuerzo por los retrasos que hay, pero nosotros estamos cumpliendo, cubriendo esos retrasos.

–¿Qué nuevos retos tienen a nivel empresarial?
–Hay una serie de actividades, como unidades de día y residencia, que tienen su tope, pero hay otras que no lo tienen. Trabajar en ellas nos permite mantener la esperanza de ampliación. Tenemos la empresa de accesibilidad, de eliminación de barreras arquitectónicas, que, tanto para familias como para edificios está trabajando y va cada vez a más. La facturación aumenta, los puestos de trabajo crecen también y al mismo tiempo en materia de destrucción de documentos también seguimos creciendo. Estamos constituyendo una empresa, que en breve comenzará a funcionar, de ayuda a domicilio a particulares. Vamos a intentar abrirnos camino en esto.

–¿Qué otras ilusiones tienen de cara a impulsar nuevos proyectos empresariales para las personas que sufren algún tipo de discapacidad?
–En este sentido hay que tener en cuenta que también se está dando una coyuntura de que las administraciones públicas están adelgazando, sacando a concurso los servicios que antes realizaban directamente y nos estamos presentando a muchos. Supongo que alguno puede que nos salga bien.

–¿Cómo se siente Fepamic acogida en la barriada del Tablero Bajo?
–Perfectamente. Estamos estupendamente y nunca ha habido un problema. Todo ha sido cómodo, tenemos muchas facilidades, y con los vecinos a nivel particular, los comercios, bares y restaurantes nos sentimos muy cómodos y acogidos.