Juan López: “Debemos actuar a una edad temprana para que el profesional pueda intervenir cuanto antes en beneficio del niño”

El 27 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Terapia Ocupacional, por lo que FEPAMIC presenta la carta de servicio de desarrollo infantil para que la sociedad cordobesa conozca las posibilidades que ofrece.

El equipo multidisciplinar de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) ofrece a las familias andaluzas un servicio profesional en continua formación que mejora, potencia y desarrolla el desarrollo infantil.

Con formación y experiencia en Neurología, Neuropsicología, Integración Sensorial, Psicopatología del lenguaje y su Rehabilitación, Educación Inclusiva y personalizada, Terapia Cognitivo Conductual, Reestructuración cognitiva, la asistencia se realiza en sesiones individuales en las que las terapias se desarrollan a través del juego, siendo el principal protagonista el niño. 

En este sentido, y a través de la terapia ocupacional, “es primordial detectar, a una edad temprana, signos que nos indican que el desarrollo del niño/a no se está dando con normalidad para que un profesional pueda identificarlos e intervenir cuanto antes”, destaca Juan López, terapeuta ocupacional de FEPAMIC.

Esta rama socio-sanitaria basada en el uso de la actividad como herramienta terapéutica tiene como objetivo mejorar, potenciar y/o rehabilitar todas las funciones y roles físicos, cognitivos y sociales de la persona.

El profesional, de este modo, ayuda al niño a adquirir habilidades y desarrollar estrategias para potenciar su funcionalidad y autonomía en todas las áreas del desarrollo, así como adaptar y preparar el entorno del niño cuando esté presente alguna disfunción. Para ello, “es fundamental implicar a la familia en el tratamiento de su hijo/a desde que acuden al servicio”, expone López.

La misión de la federación es ayudar a estas familias desde la empatía, la profesionalidad y la cercanía. “El diseño de actividades, estrategias y adaptaciones permite ayudar a los niños a desarrollar las habilidades necesarias para ser lo más autónomos e independientes posible en cualquier área”, concluye el terapeuta.

Fundación Fepamic en busca de dos entidades que ayuden a Martina y a Mario

La Fundación tiene una buena base de empresas, un total de 34, que ayudan a la realización de distintos proyectos sociales, la Red de Empresas Altamente Comprometidas (REAC). Pero actualmente, se necesitan dos entidades más para poder llevar a cabo la financiación de los tratamientos de desarrollo infantil de Martina y Mario.

El aula de desarrollo infantil se fundamenta en potenciar las capacidad de los niños en su crecimiento, mejorando y dejando atrás cualquier bache que pueda existir en su completo desarrollo y aprendizaje. Los expertos están de acuerdo en que recibir atención personalizada y específica en esta fase es de vital importancia para el correcto crecimiento y paliar en gran medida los obstáculos que se puedan encontrar en el futuro.

Con este proyecto, Fundación Fepamic ha conseguido financiar las terapias de varios niños pero ahora es el turno de Martina y Mario. Por eso, Fundación Fepamic ánima a que otras entidades y empresas formen parte de este tejido social y se unan a REAC.

“Somos inconformistas. Siempre estamos en búsqueda de nuevas empresas para continuar con el desarrollo de nuestros proyectos”, afirma Alfonso Ariza, director de la Fundación de Fepamic, porque a pesar de que son tiempos difíciles, las personas no dejan de llamar a las puertas de la Fundación para pedir ayuda. Por eso, es de vital importancia que todo el sector cordobés apueste por proyectos sociales que ayude a mejorar la calidad de vida de las personas, y en este caso, el de los más pequeños.

La Fundación también trabaja en otros dos proyectos: SOS por el que se reparte a diario desayuno, comida y merienda a personas en situación de vulnerabilidad y HAVITA por el cual se ofrece alojamiento a los padres o familiares de niños que tienen que ser hospitalizados por alguna enfermedad o patología que requiere meses o años de hospitalización.

Fundación Fepamic junto a las empresas REAC trabajan para financiar la mitad de las terapias de niños con discapacidad

Fundación Fepamic está inmersa en un nuevo proyecto que se sigue centrando en ayudar a los niños. Esta vez su objetivo es conseguir recursos económicos para apoyar a las familias con niños y niñas con discapacidad, a financiar terapias centradas en favorecer el desarrollo del niño/a posibilitando el alcance de su máximo potencial y facilitando así su plena integración familiar, social y escolar, contribuyendo así a la mejora de su calidad de vida y la de sus familias.

Se trata de financiar un servicio terapéutico destinado a mejorar las condiciones de los niños que puedan presentar altercaciones como: Trastorno del Procesamiento Sensorial (TPS), retraso en el desarrollo, Dificultades de aprendizaje, Parálisis cerebral, Discapacidad Intelectual, TEA, TDA-H, retraso y/o alteración del lenguaje, dificultades para gestionar sus emociones…

Se estima que con una aportación de 1.250 euros, se financiaría el 50% del tratamiento de un niño/a una sesión a la semana durante un año.

Actualmente, las empresas Guerra del Moral correduría de seguros, Restaurante El Churrasco, Cunext Copper Industries S.L., Indago Innova S.L., Green Sur  S.L., Sinelec Fire Protección S.L., Gráficas Lorente, Ofertel comunicaciones, Los Bicigrinos, Inmobiliaria Mar Real Estate y UBECOR Construcciones que forman parte de REAC (red de empresas altamente comprometidas) han hecho posible que se lleven a cabo las terapias 27 niños y niñas, y se están dando unas 46 sesiones mensuales. Pero a pesar de estos esfuerzos, Fundación Fepamic asegura que hacen falta más recursos porque son muchos los pequeños que necesitan esas terapias y sus familiares no pueden hacer frente al gasto económico que supone.

El servicio de aula sensorial de desarrollo infantil Fepamic es una de las mejores en el ranking de Andalucía por su equipo versátil y sus sesiones individualizadas y personalizadas a las necesidades del niño. Además, ahora cuenta con una nueva sala con mejoras que hacer que el servicio sea de gran calidad.

El aula sensorial de Fepamic en el ranking de las mejores de Andalucía

Desde finales de 2016, Fepamic presta un servicio con el aula sensorial de desarrollo infantil que en apenas tres años y medio se ha convertido en un referente. Un equipo interdisciplinar formado por psicóloga, psicopedagoga, logopeda, terapeuta ocupacional, neuropsicólogo y fisioterapeutas valora y aborda el tratamiento integral de los niños.

Aula sensorial

El servicio de desarrollo infantil se presta en las instalaciones de la Residencia Fepamic para personas gravemente afectadas. Allí se ubica la sala de integración sensorial y psicomotricidad, la de logopedia y tratamientos específicos y se llevan a cabo las distintas terapias. La sala de integración sensorial es una de las más completas de Andalucía, además de los materiales con los que cuenta para trabajar las distintas patologías, el aula cuenta con un software desde el que se controla la iluminación, el sonido, el proyector y todos los elementos de la sala. También se utiliza un sistema de realidad virtual destinado a potenciar las capacidades cognitivas y visomotoras del niño denominado “rehabilitación gaming system”.

“En Fepamic llevábamos 30 años trabajando con enfermos neurológicos, pero nunca con niños. En principio era una sala blanca, una sala Snoezelen, en las instalaciones de la residencia, pero por el perfil de los usuarios no se utilizaba mucho, unas dos veces a la semana, pero poco más. Y pensamos que, si transformábamos la sala blanca en una sala de integración sensorial, sería una oportunidad para trabajar con niños. Abrimos la posibilidad y empezamos en octubre de 2016 con un niño. Ahora mismo tenemos 44 sesiones a la semana, todas las tardes cubiertas, y hemos ampliado terapias y servicios”, explica Raquel Osuna, terapeuta ocupacional y coordinadora del servicio de Neuro Rehabilitación y Servicio de Desarrollo Infantil de Fepamic.

“Empezamos en octubre de 2016 con un niño. Ahora mismo tenemos 44 sesiones a la semana, todas las tardes cubiertas, y hemos ampliado terapias y servicios”

El equipo de profesionales trabaja desde un amplio abanico de enfoques y técnicas para realizar un seguimiento personalizado, integral y adaptado a las necesidades del niño. Los tratamientos que se realizan van desde la integración sensorial o la psicomotricidad hasta la estimulación del lenguaje y la reeducación miofuncional, además de fisioterapia, terapia ocupacional, neuropsicología, psicología infantil y familiar, logopedia, atención temprana, apoyo y refuerzo educativo y técnicas de estudio. Se trata de un tratamiento personalizado que incluye la atención y apoyo a las familias y un seguimiento del niño en sus actividades cotidianas, ya que los profesionales contactan con el centro escolar y ofrecen formación a los padres. Otro de los puntos a destacar de su metodología de trabajo es que siempre se aborda la patología a tratar desde los distintos criterios profesionales del equipo, “aunque venga para psicología siempre intentamos rotarnos porque son diferentes puntos de vista y cuando nos sentamos a hacer las reuniones siempre hay alguien que ve algo que tú no has visto”, dice Raquel Osuna.

La coordinadora del servicio de desarrollo infantil cuenta que “nuestra metodología de trabajo y nuestra misión es que no sea un gabinete al uso, sino, sobre todo, el tratamiento personalizado y trabajar con las familias. Cuando viene un niño visitamos el colegio, visitamos la casa, intentamos intervenir en todas las actividades de la vida diaria, hacemos formación con los padres, visitamos el centro escolar, etc.”. La atención integral incluye los test de valoración homologados internacionalmente como el K-BIT, Bayley y Nepsy entre otros. Cuentan varias baterías de test certificados y homologados que resultan muy útiles para realizar el diagnóstico y elaborar los informes de los niños.

Las sesiones son completamente individuales, entra un niño por sala y profesional. No entran dos o tres niños a trabajar cada uno con un profesional, “aunque así optimizaríamos más el recurso, pero decidimos que la calidad de la terapia bajaría bastante si lo hacíamos”, añade la responsable del servicio.

En cuanto a las patologías de los menores que reciben atención en este servicio, son muy variadas. Hay niños con parálisis cerebral, con trastorno del espectro autista, con necesidades educativas especiales, con TDH, trastornos del espectro autistas, trastornos de conducta, síndrome de Rett, trastorno límite de la personalidad, retraso madurativo, y también algunos tratamientos “por ejemplo, vienen durante cinco o seis meses porque se ha roto la tibia y el peroné y a nivel motor tiene mucha inseguridad a la hora de correr… entonces trabajamos una estimulación de psicomotricidad. Eso son tratamientos más puntuales que no tienen un seguimiento”, aclara Raquel Osuna.
Las edades de los niños y niñas atendidas van de los pocos meses a los 18 años. La mayoría de los niños que reciben este servicio necesitan terapia durante largos periodos de tiempo, muchos de ellos de por vida. Las patologías que se abordan son muy diversas, algunos pequeños tienen discapacidad, otros acuden, por ejemplo, por un retraso cognitivo o un trastorno del espectro autista, problemas del desarrollo, trastornos de conducta o problemas para relacionarse.
Hasta ahora, concluye Raquel Osuna, los padres han conocido la existencia de este servicio mayoritariamente por el boca a boca, ya que nadie se imagina que el aula esté dentro de las instalaciones de la Residencia de Fepamic.

Nuevo material para el servicio de desarrollo infantil de Fepamic

Gracias la Fundación Inocente Inocente, FEPAMIC ha adquirido material específico para desarrollar sesiones individualizadas con niños y niñas con necesidades educativas especiales, trabajar las sensaciones, la percepción y lo sensorial. Nuestra entidad ha sido beneficiaria de una ayuda a través de la Convocatoria 2019 de ayudas a proyectos asistenciales, concedida el pasado mes de abril, para ejecutar el Programa de Desarrollo Infantil de FEPAMIC. Siendo éste, un programa terapéutico y transdisciplinar destinado a mejorar todas las áreas de desarrollo del niño o niña, potenciando la autonomía personal en su desempeño ocupacional.
Se han adquirido materiales como cubos sensoriales, construcciones magnéticas, puzzles emociones, dominó táctil, material educativo, material para estimulación sensorial, material para comunicación alternativa así como diversos tests de evaluación, que a buen seguro, permitirán una atención de mayor calidad y con mejores resultados.