FEPAMIC inicia una campaña de captación laboral en Aguilar de la Frontera

La hoja de ruta marcada por la dirección persigue facilitar oportunidades laborales al colectivo de la discapacidad en todos los municipios de la provincia de Córdoba.

El departamento de empleo de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) sale nuevamente a la provincia para facilitar la inserción sociolaboral de las personas con discapacidad.

Un equipo multidisciplinar visitará el próximo 8 de junio Aguilar de la Frontera para entrevistar e incorporar a la bolsa de empleo de FEPAMIC a toda aquella persona que presente discapacidad. En el edificio de la antigua Escuela Taller, la Casa Abierta (de 9:30 a 14:00 horas), se dispondrá de cuatro técnicos en turno de mañana a tal fin. Para el acceso, será necesaria cita previa mediante correo electrónico ([email protected]) en el que se deberán adjuntar copia de DNI, certificado de discapacidad, currículo vitae y vida laboral.

Información de la jornada de captación de FEPAMIC

El objetivo de garantizar una vida plena y autónoma solo se consigue mediante acciones concretas que faciliten la inserción sociolaboral de las personas con discapacidad. Estas actividades no solo tienden a la inserción, sino que también a la mejora la calidad de vida, ya que estas oportunidades de trabajo incentivan el desarrollo de sus aptitudes.

FEPAMIC, dentro de sus políticas estratégicas, se encuentra la implementación de un sistema de gestión basado en los principios que propugna la Responsabilidad Social Empresarial.

La discapacidad no es limitante a la hora de desempeñar una gran variedad de empleos. Es por esta razón que cada vez un mayor número de entidades públicas y empresas privadas posibilitan la contratación de personas con discapacidad. En este sentido, la corporación municipal de Aguilar de la Frontera ha mostrado su compromiso con estos fines.

En la localidad de la Campiña Sur, FEPAMIC presenta actualmente una plantilla de 16 trabajadores que se distribuyen entre los servicios de limpieza viaria y zona ORA.

ACOPYPOS reivindica más recursos para investigar el desarrollo de las terapias génicas en las enfermedades neuromusculares

  • Este tipo de tratamientos pretenden incidir en las mutaciones que existen en los genes de los pacientes afectados.
  • Las ayudas públicas para la investigación en España son menores que en otros países europeos, lo que dificulta la puesta en marcha y finalización de proyectos.

El 20 de mayo se celebra el Día Internacional de los Ensayos Clínicos con el objetivo de dar a conocer al público en general en qué consiste la labor de la investigación para conseguir un medicamento para una enfermedad.

Con motivo de este día, la Asociación Cordobesa de Polio y Postpolio (ACOPYPOS), junto a la Federación Española de Enfermedades Neuromusculares (Federación ASEM), pone el foco en la necesidad de apoyar la investigación y dotarla de los recursos suficientes para su desarrollo, para respaldar las líneas existentes y abrir nuevos campos que no solo apoyen a enfermedades mayoritarias, también a las minoritarias.

De tal manera lo ha manifestado el doctor Jordi Díaz, catedrático de Trastornos Neuromusculares, Medicina Traslacional y Genética en la Universidad de Newcastle (UK), Consultor Honorario en Genética Clínica en el NHS Newcastle Hospital Trust y miembro del comité de expertos de Federación ASEM, quien afirma que “la mayoría de las líneas de investigación actual en el ámbito de las enfermedades neuromusculares se centran en el desarrollo de terapias génicas”.

Bajo el nombre de terapia génica se engloban los tratamientos que pretenden solventar o evitar las mutaciones que existen en los genes de los pacientes o aportar una copia de un gen sano a las células que son deficitarias en las misma. “Existen un gran número de grupos que están trabajando en el desarrollo de fármacos que pueden mitigar los efectos de la pérdida de función de determinados genes, por ejemplo, a través del desarrollo de fármacos antifibróticos, proregenerativos o antiinflamatorios”, apunta el profesional médico.

Los pacientes, los grandes beneficiados

Se calcula que en España hay unas 60.000 personas con enfermedades neuromusculares que necesitan tener acceso a tratamiento. A juicio del doctor Díaz, “los primeros resultados obtenidos con esta terapia para la atrofia muscular espinal, por ejemplo, han sido muy exitosos y han mostrado un cambio radical en la historia natural de la enfermedad, abriendo una puerta a la esperanza para un gran número de pacientes”. Además, se están desarrollando nuevos modelos celulares, llamados organoides o músculo en chip, creados a partir de células de los pacientes y con el fin de testar nuevos fármacos o entender mejor las enfermedades.

Los pacientes se muestran entusiasmados con las nuevas terapias que están llegando a las enfermedades neuromusculares, pero, por otro lado, también preocupados sobre los posibles efectos secundarios y su acceso a ellas ya que “muchas todavía están en ensayo y estamos muy lejos de poder decir que funcionan y son seguras. Debemos mantener los pies en tierra”, apunta el galeno Díaz.

Potenciar la financiación

En este marco, dotar a la investigación recursos económicos y personales es clave para su desarrollo. “A pesar de que existen numerosos grupos de investigación en España, las ayudas públicas para la investigación son menores que en otros países europeos.

Estos grupos necesitan fondos para poder llevar a cabo los proyectos de investigación y para poder contratar personal para el laboratorio. Estamos hablando una gran cantidad de dinero y desgraciadamente no es suficiente con el apoyo público. Sin financiación no hay investigación, y sin investigación no hay futuro”, subraya el experto en trastornos neuromusculares.

Por último, el Díaz destaca el importante papel educativo que desarrollan las asociaciones dando a conocer a los pacientes las investigaciones que se están llevando a cabo para su posible participación, las limitaciones de estas nuevas terapias y también conocer cuáles son los problemas con los que se encuentran los investigadores en su trabajo diario.

FEPAMIC presenta en el Congreso de los Diputados cuatro propuestas clave para el sector de la discapacidad

La entidad cordobesa fue recibida por la diputada socialista María Luisa Carcedo, miembro de la Comisión de Derechos Sociales y Políticas Integrales de la Discapacidad.

La Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) eleva al Congreso de los Diputados las necesidades de las personas con discapacidad física y orgánica y del tejido asociativo que compone la federación cordobesa.

Sara Rodríguez y José Luis Llergo, presidenta y secretario de FEPAMIC, reivindican al Gobierno de la Nación un pacto de estado que tienda a la estabilidad en la prestación de servicios sociosanitarios.

En Andalucía, la mejora de la financiación de los centros que atienden a las personas con discapacidad ha sido una demanda largamente reclamada por el movimiento andaluz de la discapacidad. Recientemente se rubricó un acuerdo con el ejecutivo regional, si bien sigue siendo insuficiente  para solventar la situación de déficit que arrastran desde hace años estos centros, ya que no garantiza el sostenimiento de sus gastos de funcionamiento, además de tampoco garantizar su supervivencia. Queda un camino por recorrer por parte de las administraciones y entidades sociales del que se espera que, tras esta cita, no sea largo por resolver.

La reciente reforma laboral ha introducido cambios sustanciales en los tipos de contrato de trabajo. Al objeto de las importantes modificaciones y lo que las mismas implican para el tejido asociativo, Rodríguez y Llergo han solicitado alcanzar un punto de acuerdo para la subsistencia de las entidades sin ánimo de lucro, puesto que “todas las partes deseamos eliminar la precariedad laboral”.

De igual modo, la reserva de contratación pública a favor de Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social ha sido tratada en sede parlamentaria. “España debe velar por el derecho a participar en los procedimientos de contratación a los Centros Especiales de Empleo de Iniciativa Social (CEEis) cuyo objetivo principal es la integración social y profesional de personas con discapacidad o prever la ejecución de los contratos en el contexto de programas de empleo protegido”, refiere el colectivo cordobés en su demanda.

Los directivos de FEPAMIC, asimismo, instan a una mayor transparencia e información de los fondos de reconstrucción procedentes de Europa como el ‘Next Generation’, el ‘España Puede’ o el ‘Plan de Recuperación y Resiliencia’ que faciliten el acceso a las entidades del Tercer Sector, en general, y a las personas con discapacidad, en particular.
“La actuación de asociaciones de discapacidad en los municipios, en especial, en el ámbito rural como puede ser en la zona del Guadiato, son vitales para la autonomía de la persona con discapacidad”. Las medidas europeas son “clave” y se erigen como “esenciales” para el movimiento asociativo. “No solamente tienden de forma directa a la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad, sino que, a su vez, fortalecen a las entidades sociales que, con su experiencia, fundamentan la igualdad de oportunidades” concluye Rodríguez.

Las buenas prácticas de Fepamic llegan a Cuba

La gestión de los servicios sociales, la atención sociosanitaria y la inclusión sociolaboral son los ejes de un proyecto de cooperación internacional con el apoyo del Instituto Provincial de Bienestar Social.

Una delegación de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) se encuentra en Cuba, junto a representantes de la Diputación de Córdoba, para entablar lazos de cooperación entre las distintas regiones de América del Sur y Córdoba.

El proyecto, que recibe el nombre de ‘Innovación en servicios sociales socio-sanitarios’, es fruto de un proceso de coordinación y articulación entre varias organizaciones de personas con discapacidad que cuenta con la asistencia técnica de Ágora Desarrollo Humano.

A través del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), se pone en marcha un proyecto con la Asociación Cubana de Limitados Físico – Motores (ACLIFIM) que permite establecer vías de trabajo comunes y optimizar la atención y los servicios dirigidos a la mejora de la calidad de vida del colectivo.

Esta actuación permite conocer la visión que se tiene de la discapacidad en España y en América Latina. De igual manera, pretende resolver cómo se integra en las políticas nacionales, qué se está haciendo y que no, cuáles son las necesidades latentes y, especialmente, la importancia de las organizaciones de personas con discapacidad para el impulso de dichas políticas.

“Seguimos, de la mano de la Diputación de Córdoba, ampliando horizontes para conocer otros puntos de vista, mejorar servicios y, por supuesto, establecer sinergias de colaboración”, declara Sara Rodríguez, presidenta de FEPAMIC.

El objetivo general de este encuentro, que se extenderá hasta el 8 de mayo, reside en mejorar la gestión de los servicios sociales, la atención sociosanitaria y la inclusión sociolaboral. No obstante, se reforzará la visibilidad del tejido asociativo a nivel internacional de las personas con discapacidad; profundizará el intercambio de experiencias sobre la atención a las personas con discapacidad en Cuba y la capacitación de los profesionales de ambas entidades a través de talleres formativos para mejorar su atención a las personas con discapacidad.

«La mejora siempre se hará a través de la transmisión de buenas prácticas y del intercambio de experiencias con ACLIFIM, entidad de proyección global», concluye Rodríguez.

Radio Córdoba ensalza el deporte como vía de inclusión e integración

La vicepresidenta de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba, Inmaculada Marín, participa en la tertulia deportiva de Radio Córdoba celebrada en la instalación municipal El Fontanar.

Con motivo del Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, Ser Deportivos ha dedicado la totalidad de su programa a resaltar los valores del deporte como medio de inclusión e integración de las personas con discapacidad en la sociedad.

Si bien el ejercicio físico permite a cualquier persona que lo practica mejorar su condición física y coordinación; con el colectivo de la discapacidad tiene un valor añadido: la actividad física favorece la independencia y promoción entre iguales porque tradicionalmente se les ha sobreprotegido, negando la participación deportiva y, consecuentemente, fomentando indirectamente el sedentarismo.

Inmaculada Marín, durante su intervención, ha resaltado “la oportunidad de practicar deporte sin prejuicios, en igualdad de condiciones dentro de las capacidades de cada uno”.

De igual modo, ha hecho un llamamiento a las políticas de las administraciones públicas al considerar que los atletas con discapacidad “populares” tiendan a las mismas oportunidades, en especial reivindicó a las mujeres.

FEPAMIC, en sus 34 años de historia, ha trabajado por la formación y la empleabilidad de las personas con discapacidad, además de cubrir necesidades básicas en sus centros asistenciales. Sin embargo, en 2021 su Junta Directiva dio un giro al buscar espacios en los que necesitaban mejorar. “El deporte era un debe que teníamos que asumir como principio integrador de nuestra filosofía”, expuso Marín.

Nocturna Trotacalles

La XIX Nocturna Trotacalles regresa tras dos años de parón obligado, contando con el apoyo de FEPAMIC. Por las calles de Córdoba tendrá lugar el espacio Kilómetro por la discapacidad en el que el grupo de música Traste (integrado por el terapeuta de Juan López) amenizará el paso de los atletas, así como de otros detalles que dotarán de significado la inclusión e integración de la discapacidad en el deporte.

Vuelve a escuchar el programa

Oferta de empleo en Fernán Núñez

Si eres terapeuta ocupacional y tienes experiencia en personas con discapacidad, opta a un puesto de trabajo en FEPAMIC.

El Centro de Día de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) en Fernán Núñez tiene una vacante en el puesto de terapeuta ocupacional que precisa ser cubierto de manera urgente.

Aunque la terapia ocupacional se puede definir de muchas maneras, en general se la puede definir como una intervención terapéutica, la cual tiene como objetivo mejorar la funcionalidad, calidad de vida y autonomía de las personas con discapacidad.

Queremos contar con profesionales que sean capaces de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

Si estás buscando empleo, ha llegado tu momento. Te ofrecemos un entorno laboral agradable para los próximos ocho meses. Para ello, deberás estar en posesión del título de diplomado/a o graduado/a en Terapia Ocupacional.

Las candidaturas, cuyos perfiles presenten discapacidad, tendrán preferencia. El contrato ofrecido será de media jornada.

Si crees que eres la persona idónea para el puesto de trabajo, no dudes y mándanos tu currículum a través del siguiente formulario.

La consejera de Empleo, Rocío Blanco, muestra en FEPAMIC el compromiso de la Junta de Andalucía para mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad

La mejora de la empleabilidad de las personas con discapacidad, la financiación de los Centros Especiales de Empleo, así como la afectación de la reforma laboral al tejido asociativo han sido los temas tratados durante su visita a FEPAMIC.

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha visitado hoy la sede de Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC), donde ha resaltado el papel de entidades que trabajan para la integración social de las personas con discapacidad, y ha trasladado el compromiso de la Junta de Andalucía para mejorar los niveles de empleabilidad de colectivos con más dificultades de inserción laboral.

Sara Rodríguez, presidenta de FEPAMIC, ha solicitado el apoyo en programas de formación y empleo propios para el colectivo de la discapacidad. De igual manera, ha aprovechado la visita para demandar que se cambie la financiación a los Centros Especiales de Empleo. Así, ante la entrada en vigor el 30 de marzo de la reforma laboral, Rodríguez ha incidido en el perjuicio que supone para el tejido asociativo la medida porque ahonda la grave situación económica que padecen. “No somos contrarios que se termine con la precariedad y la temporalidad del contrato, pero hay necesidades específicas para el asociacionismo que no da respuesta la reforma”, resalta la presidenta.

Blanco ha señalado la relevancia del papel de FEPAMIC en la provincia, aglutinando a más 34 asociaciones cordobesas, que atienden a más de seis mil personas, desarrollando una labor “integral y multidisciplinar” que va desde la atención personal, a la formación y el asesoramiento “acompañando de principio a fin a estas personas” para que puedan integrarse en el mercado de trabajo.

La responsable de Empleo de la Junta ha conocido, de la mano de la presidenta de FEPAMIC, Sara Rodríguez, los principales servicios que realiza la federación, para lo que cuenta con una plantilla de 795 personas, de las cuales, en torno al 86% son personas con discapacidad. Blanco ha agradecido la labor de los profesionales que trabajan en la federación en diferentes servicios y unidades, como son los cinco centros especiales de empleo, y los dos centros de formación con los que cuenta FEPAMIC. Rocío Blanco ha anunciado que próximamente se convocará un nuevo programa para seguir apoyando a la mejora de la empleabilidad del colectivo de personas con discapacidad.

Empleo y Formación

La consejera Rocío Blanco también ha visitado uno de los centros de formación de FEPAMIC que cuenta con homologación de la Junta de Andalucía para la impartición de Formación Profesional para el Empleo. Blanco ha insistido en la necesidad de contar con una formación reglada y de calidad para poder insertar laboralmente a las personas desempleadas. En Córdoba hay 2.760 personas desempleadas con discapacidad inscritas en el SAE (el 4% del total de desempleados).

Las ayudas para formación por parte del departamento de Empleo el pasado año a las que ha podido acceder FEPAMIC se centran en dos programas: uno de formación con compromiso de contratación, y otro consistente en una nueva línea denominada “Empleo y Formación”, que va a permitir a esta entidad poner en marcha dos acciones formativas con 350.000 euros, en las que los alumnos contarán con un contrato de formación y aprendizaje desde el primer día y durante 12 meses.

Refuerzo de la orientación para personas con discapacidad

Por último, la consejera Rocío Blanco ha querido hacer referencia al programa Andalucía Orienta, y al nuevo reparto de técnicos que se ha realizado en la presente edición, reforzando los servicios de orientación en entidades que trabajan con colectivos con más dificultades, como es el caso de FEPAMIC, complementando a los servicios que se ofrecen, de manera integral, desde las propias oficinas del Servicio Andaluz de Empleo. FEPAMIC contará este año con dos técnicos, uno de orientación y otro para acciones de acompañamiento, gracias al incentivo de la Junta de Andalucía de 70.000 euros.

Ana Gema Torrico: “La asistencia personal es la vía de las personas con discapacidad hacia la vida independiente”

Entrevista a la responsable del departamento de Proyectos Sociales de FEPAMIC con motivo del Especial sobre la Ley de Dependencia que ofrece Diario Córdoba

FEPAMIC incluye en su cartera de actuaciones atenciones básicas a personas con discapacidad y/o en situación de dependencia derivadas de la crisis sanitaria. ¿En qué consiste el proyecto?

La Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad (FEPAMIC) dispone, a través del programa de asistencia personal subvencionado por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Córdoba, de medidas fundamentales para la promoción de la autonomía personal de las personas con discapacidad (más si cabe si son dependientes). Su objetivo es permitir la vida independiente, posibilitándole su empoderamiento personal y su autodeterminación y, por tanto, una efectiva inclusión social y participación en la vida en comunidad, es decir, poder establecer un proyecto de vida que favorezca su autonomía.

La figura de asistencia personal es de reciente creación, ¿cómo surge en España?

La asistencia personal se trata de un apoyo, constituido en la década de los ochenta, a partir de las reivindicaciones del colectivo de personas con discapacidad para conseguir una vida independiente. Los antecedentes se remontan al movimiento de vida independiente surgido en Estados Unidos en los sesenta. Estamos hablando de un derecho humano de las personas con discapacidad, tal y como se recoge en la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de 2006 (CDPD). En dicha convención, se hace mención específica a la Vida Independiente a través de su artículo 19: “Derecho a vivir de forma independiente y a ser incluido en la comunidad”.

Profundice un poco más, ¿encuentra regulación en España?

En nuestro ordenamiento jurídico se carece de una regulación general de dicha figura. A nivel estatal, solo se contempla –y de forma poco precisa- en la Ley 39/2006, que prevé en su artículo 19 la concesión de una prestación económica de asistencia personal. Realmente no regula la asistencia personal, sino que dibuja los contornos de una prestación económica para contratar un servicio de asistencia personal de las personas que tengan reconocida la situación de dependencia. Y es que, a la hora de conformar el estatuto jurídico del asistente personal, hay que partir de que podrán recurrir a ellos no solo las personas en situación de dependencia, sino que se extendería a las personas con discapacidad que lo requieran.

“La asistencia personal tiene un papel fundamental como medio que facilita que las personas con discapacidad puedan elegir y hacer realidad su proyecto de vida”

Ana Gema Torrico

Hace mención a la vida independiente como elemento clave para la creación de la asistencia personal. ¿Qué engloba este movimiento?

La asistencia personal surge con el movimiento de vida independiente como una “herramienta humana” para proporcionar una mayor igualdad de oportunidades a las personas con discapacidad. En cualquier modelo de gestión de vida independiente, la asistencia personal tiene un papel fundamental como medio que facilita que las personas con discapacidad puedan elegir y hacer realidad su proyecto de vida.

Entonces, la persona con discapacidad toma el control para ser la protagonista de su propia vida con la colaboración de la asistencia personal.

Así es. La asistencia personal es una ayuda entre personas, regulada por un contrato laboral, donde se distinguen nítidamente los roles de la persona con discapacidad que recibe la asistencia y tiene el control de la relación (toma de decisiones) y los de la persona que ejerce la asistencia personal, el asistente personal. La persona con discapacidad ejerce una figura de decisión en la relación laboral. Es por esta razón que se define como una figura de auto-ayuda, ya que la acción siempre la inicia y la decide la persona con discapacidad.

Centrémonos en los fines del programa. Según nos cuenta, tiende a cubrir las necesidades diarias de las personas con discapacidad. Exactamente, ¿cuáles son los fines de la actuación?

Las finalidades fundamentales de la asistencia personal versan en el apoyo a las personas, basado en los principios de dignidad, autonomía, corresponsabilidad y el fomento de la calidad de vida. Permite que la persona beneficiaria tenga el control sobre su propia vida y sobre los servicios que le conciernen, los cuales han de poder ser efectivos para que los derechos sean reales. Los principios de este nuevo modelo hacen que la diferencia fundamental de la asistencia personal establece una forma diferente y novedosa de entender la atención y el apoyo hacia las personas con discapacidad y/o en situación de dependencia y a sus familias.

De todo su alegato, sacamos en conclusión que la persona con discapacidad adopta un rol protagonista. ¿Cuál es la transición hasta llegar a este punto?

La persona beneficiaria de este proyecto adopta una actitud activa y no pasiva en la gestión el apoyo. El cambio de papel de las personas con discapacidad supone asumir la responsabilidad de su propia vida, en lugar de ser beneficiarias de decisiones que toman otros (profesionales, entidades…). Implica también un importante cambio en el papel del profesional que se convierte en un facilitador. Por lo tanto, desde FEPAMIC consideramos tanto a la persona usuaria como al asistente personal protagonistas del proyecto.

Con esta nueva visión, las características que definen los recursos de asistencia personal, y que lo diferencia de otros servicios, es que se centra en la flexibilidad, la adaptación a las necesidades cambiantes de apoyo, la decisión propia de la persona respecto a su servicio, su libertad, su independencia y su capacidad de improvisación.

En definitiva, si bien se genera la autonomía de la persona con discapacidad, la persona que realiza las funciones de asistencia personal tiene una gran relevancia en sus acciones.

La persona con discapacidad elabora primeramente su Plan Personal de Vida Independiente en el que determina las horas de servicio, el perfil de su asistente personal, los horarios, las funciones, las tareas y el grado de formación que cada asistente necesita. Así mismo, decide la intensidad de apoyo que le hará falta, si a través de una entidad cogestora y/o de otras personas ya usuarias (apoyo entre iguales). Una vez confeccionado, un asistente será la persona que le ayude a desarrollar su vida. Las funciones del asistente son tan variadas como necesidades plantee la persona a la que asiste. Pueden ser funciones de acompañamiento en el domicilio, acompañamiento en el ocio, hacer la compra, apoyo en el aseo personal, conducir, apoyo para vestir y desvestir…

“FEPAMIC prima la contratación de personas con discapacidad como medio para el desarrollo profesional”

Ana Gema Torrico

FEPAMIC pone en valor la figura de la asistencia personal porque posibilita al colectivo una forma de insertarlo en el mundo laboral. ¿Cómo es eso?

En los programas de asistencia personal no solamente se benefician las personas con discapacidad y/o en situación de dependencia al que va destinado el servicio, sino que, además, se benefician las personas contratadas para tal fin, ya que siempre se ha contratado, en mayor o menor medida, a personas con discapacidad, contribuyendo de esta manera, a la consecución de uno de los fines prioritarios de FEPAMIC: el mantenimiento y la creación de empleo para personas con discapacidad. Desde su inicio, en 2016, se ha primado la contratación de personas con discapacidad como medio para el desarrollo profesional.

¿De qué manera ha afectado la crisis sanitaria a este programa?

En los dos últimos programas nos hemos debido adaptar a las necesidades emergentes, priorizando las situaciones personales en la que muchas de las necesidades más básicas como la alimentación y la higiene personal no están cubiertas, o al menos, parcialmente.

¿Qué reto tienen pendiente en relación a la dependencia de las personas beneficiarias?

El movimiento asociativo de personas con discapacidad tenemos un gran reto y una responsabilidad por delante para dar el impulso definitivo a esta prestación fundamental, basada en el derecho de las personas con discapacidad y/o en situación de dependencia y las familias de vivir una vida independiente. FEPAMIC pone en valor este tipo de recurso desde 2016, prestando servicios adaptados a las necesidades de las familias y de las personas benefactoras.

El arte de Dori Serrano transforma la visión de la mujer con discapacidad

Bajo el lema “8M: Empodérate”, Fepamic lanza un mensaje de inclusión e integración de la mujer con discapacidad.

Siempre se ha dicho que el arte mueve conciencias. Es a través de la expresión gráfica donde la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) pretende concienciar y sensibilizar a la población juvenil entorno a la figura de la mujer con discapacidad.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la entidad cordobesa ha previsto la exposición de catorce láminas “Alas de inquietud: el mundo es de todas y de todos” de Dori Serrano.

Del 8 al 11 de marzo, en la primera planta de la Casa de la Juventud, podrá disfrutarse de un ambiente donde las capacidades de las mujeres con discapacidad priman ante las barreras que la Federación persigue erradicar.

Transformar en igualdad es el fin de la autora de la obra. “Las mujeres con discapacidad tenemos las mismas inquietudes que el resto de mujeres. Somos fuertes y creativas”, expone Serrano.

“La doble discriminación (género y discapacidad) y la invisibilidad es una realidad que la mujer con discapacidad se enfrenta a la hora de acceder a un empleo”, declara Sara Rodríguez, presidenta de Fepamic. Si bien, “tenemos interiorizado en nuestro día a día alcanzar metas que contribuyan a la inserción sociolaboral del colectivo a través de mecanismos internos que tienden a la igualdad de oportunidades”.

Las políticas de conciliación y de igualdad de oportunidades han llevado a Fepamic a cerrar el ejercicio de 2021 con un 52% de mujeres en su plantilla.

Protagonismo de la juventud

La Casa de la Juventud es un espacio de encuentro y recursos en Córdoba para que la juventud encuentre respuestas a las múltiples demandas que se le presentan. En este sentido, ‘’la Casa de la Juventud es un lugar de convivencia para todos los jóvenes de Córdoba. Colaborar con asociaciones en las que la juventud es protagonista forma parte de nuestro proyecto para que todos se sientan parte de esta delegación”, argumenta Cintia Bustos, delegada de Juventud del Ayuntamiento de Córdoba.

“Es un orgullo la cesión del espacio juvenil para reivindicar y mostrar una visión muy necesaria, como es el de las mujeres con discapacidad en el 8 de marzo’’, concluye la edil.

El empoderamiento de la mujer con discapacidad, protagonista en el 8 de marzo de FEPAMIC

La entidad cordobesa organiza una muestra cultural en la Casa de la Juventud en la que, a través del arte de la ilustradora Dori Serrano, se plasme la realidad del colectivo.

La Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) presenta la exposición titulada “Alas de inquietud, el mundo es de todas y de todos” enmarcada en la campaña con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora del 8 de marzo.

La muestra cuenta con catorce láminas ilustradas por Dori Serrano que pretenden concienciar y divulgar las capacidades de las mujeres con discapacidad a la juventud cordobesa a través de la cultura. El mensaje de la artista transforma la visión del público: construir una sociedad desde las capacidades.

La exhibición cuenta con la colaboración de la Delegación de Juventud del Ayuntamiento de Córdoba, siendo expuesta del 8 del 11 de marzo en la Casa de la Juventud (1ª planta) y totalmente gratuita para el público.

La palabra inquietud del título de la exposición guarda relación con el concepto de vida, de acción, en definitiva, “de algo que te mueve por dentro y te lleva a actuar, aprender, avanzar…” que la autora de la obra ha ido adquiriendo a lo largo de su trayectoria profesional.

La exhibición informa de la realidad con la que conviven las mujeres con discapacidad: doble discriminación, múltiples barreras para el acceso al empleo, a la vida familiar y asociativa, violencia de género sufrida…

Dori Serrano ha ilustrado algunos cuentos como “La isla de Nosedonde”, “Gitanilla”, “El hada de los patios de Córdoba”, “Cuentos por la Tierra” “Alas de circo”, “Las tardes de Resser” o “Mandala Igualdad”, entre otros, así como ha colaborado en periódicos, revistas y portadas de libros.

Convenio de colaboración de ACOPYPOS con la Universidad de Córdoba

La Universidad de Córdoba pondrá en marcha un programa de tutorización y asesoramiento integral a personas con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE) en el aprendizaje de otros idiomas mediante la prestación de apoyo, refuerzo y tutorización. Este es el principal objetivo del proyecto ALL (Accesible Language Learning), que hoy ha sido presentado y que se lleva a cabo gracias al convenio suscrito con el Ayuntamiento de Córdoba.

La asociación Cordobesa de Polio y Postpolio (ACOPYPOS) y la Universidad de Córdoba (UCO) han firmado un convenio marco de colaboración científica, Técnica y cultural, además de un convenio específico para el desarrollo del proyecto ALL (Asesoramiento y Tutorización en el Aprendizaje de Idiomas para personas con Necesidades Educativas Especiales).

Sobre la base de estos convenios la Universidad de Córdoba aportará el personal e infraestructuras necesarias para realizar, en colaboración con la asociación ACOPYPOS, talleres motivacionales que estimulen el aprendizaje de idiomas, así como los niveles de inglés Instrumental de Iniciación, Básico e Intermedio.

El Proyecto ALL “surge como transferencia del conocimiento generado durante más de diez años en el seno del Grupo de Investigación HUM-1021 ‘Atención a la diversidad y educación bilingüe’. Este grupo ha desarrollado la metodología FLAT (Foreign Language Alternative Teaching), que se centra en las capacidades neurofisiológicas y psicocognitivas del individuo”.

Las personas interesadas en solicitar este servicio (docentes, colectivos, asociaciones, personas beneficiarias) pueden hacerlo a través del siguiente formulario: https://www.uco.es/ALL/

Rafael Jiménez: “Vivir con ataxia es una lucha continúa en la que todos los días pierdes”

  • El 28 de febrero se celebra el Día Internacional de las Enfermedades Raras
  • Rafael Jiménez, afectado por ataxia y socio de ACODA, expone en una entrevista su experiencia vital con la enfermedad.
  • El asociacionismo es clave para la participación en sociedad de las personas con discapacidad.

Las personas perjudicadas por la ataxia son un colectivo minoritario que presentan un alto nivel de dependencia al no poder realizar actividades de la vida diaria sin ayuda de otra persona y una discapacidad física y sensorial. Además, sufren la escasez de recursos destinados específicamente para enfermedades raras. Hecho que, unido al sinfín de sucesos vitales de gran impacto y estrés diario por su dependencia, genera la probabilidad de agravamiento de dicha enfermedad y la aparición de otros trastornos.

La ataxia es un deterioro en la coordinación de los movimientos musculares, pudiendo ser un síntoma de muchas enfermedades (lesiones cerebrales, infecciones víricas…). Al hablar de ataxia, se refiere a un síntoma de una coordinación defectuosa del movimiento muscular o a una enfermedad degenerativa del sistema nervioso de cuantas cursan con tal síntoma. Generalmente, la ataxia está causada por una pérdida en la función del cerebelo (parte del cerebro que sirve como centro de coordinación).

En ACODA se encuentran censadas 72 personas, de las que 31 se encuentran afectadas de diferentes tipos de Ataxias (Friedreich, Oculomotoro, Cerebelosa, Marie Tooth, Machado Joseph…): 19 son mujeres (61,3%) y 12 son hombres (38,7%), residentes en distintas zonas de la provincia y de la capital.

La ataxia, en 2022 sigue siendo una gran desconocida para una parte importante de la sociedad, ¿podrías explicarnos tus antecedentes hasta llegar a ser diagnosticada?

Comencé a sentir alteraciones al caminar con 18 años. Al coger cosas, se me caían. En casa, tenía antecedentes de esta enfermedad: mi hermana. Como sentía los mismos síntomas que ella tenía, al principio, quise ocultarlo. No los reconocía.

Una vez diagnosticada, el mundo se me cayó encima. No te das cuenta de las consecuencias de la enfermedad. Vivir con ella es una lucha continúa en la que todos los días pierdes. Siempre pierdes porque es una enfermedad progresiva. En mi caso, me impide caminar y mantener el equilibrio. Al final, he acabado en una silla de ruedas.

En tu caso Rafael, ¿qué característica destacas que llame la atención a quien desconoce estar ante una persona con ataxia?

Uno de los grandes inconvenientes de esta enfermedad es la distorsión que se sufre al hablar. Se hace melosa. A veces, da la sensación de estar borrachos. Nada más lejos de la realidad. En varias ocasiones, me han preguntado si lo estaba. Te da pena que la gente no entienda ni comprenda nuestra situación.

Seguro que tu experiencia puede ayudar a otras personas, ¿cómo fue el proceso hasta conocer el diagnóstico?

A los 18 años fui a recoger unos análisis de mi hermana. El propio médico nos advirtió de la posibilidad de poder estar afectado por ataxia algún otro miembro de la familia. Al notarme los mismos síntomas que ella, empecé con un tratamiento médico hasta que una neuróloga me pidió la genética y el resultado fue confirmación de mis temores: Ataxia de Friedreich, una de las variantes de la enfermedad.

Al principio no sabes lo que es, te cambia la vida por completo. Con 18 años tenía muchas ilusiones y proyectos, con esa edad quién no los tiene. De la noche a la mañana, todo se te vuelca. Se convierte en una lucha diaria. Cada año que pasa, tus facultades físicas merman. Si antes andabas dos metros con un andador, ahora andas uno. Si antes el andador te dificultaba andar, ahora ya no puedo utilizarlo. No puedo andar solo, debo agarrarme a algo.

Es cierto que nos encontramos ante una de las llamadas “enfermedades raras” sin tratamiento farmacológico actual, pero… ¿qué recursos o atenciones pueden mejorar la calidad de vida del colectivo?

La rehabilitación es fundamental. No te cura, pero te mantiene en forma. La logopedia se convierte en esencial. Sin tratamiento farmacológico, debemos buscar otro tipo de recursos asistenciales que nos permitan mejorar la calidad de vida. En mi caso, la terapia de grupo me influye positivamente. De ahí que haya llegado a una conclusión clara: el que tenga la enfermedad, que no la esconda ni se avergüence por ella. Esas fases las pasé.

Por ejemplo, durante mi trayectoria profesional, en el trabajo, como deambulaba al andar, me paraba para que los compañeros no me vieran. Les dejaba el paso libre. Hasta que llegó un día y me dije: esto no es vida. Debo decir lo que me ocurre. A partir de entonces, comencé a vivir.

Algunas personas pueden pensar en enfermedad como sinónimo de incapacidad. Sin embargo, el desarrollo y la expresión de la ataxia es muy heterogénea entre unas personas y otras, ¿cómo es el día a día de una persona con ataxia desde su experiencia? ¿Qué aficiones tiene?

Durante más de 20 años estuve sin salir a desayunar en mi jornada laboral, si bien la dirección (de la Tesorería General de la Seguridad Social) dispuso toda clase de facilidades. En este tiempo no podía ni comprar un periódico o ir a echar la quiniela. Para hacerlo, debía pedirle a un compañero que lo hiciera por mí.

Recuerdo una ocasión en la que la Vuelta Ciclista a España pasaba por la puerta de mi trabajo. No podía asomarme a ella. Soy un gran aficionado al deporte. Imagínense. Un espectáculo deportivo a pocos metros de mi hábitat. Tuve que subir a la azotea ayudado por un carrito para ver la etapa. En soledad, pude disfrutar del evento. Esta es la realidad de la enfermedad.

Es usted miembro de ACODA, asociación federada de FEPAMIC. ¿Cómo surge el formar parte del movimiento asociativo y, concretamente, de esta asociación?

Al principio no tenía conocimiento de la existencia de asociación. Un día llegué a casa y, por casualidad, mientras veía el telediario escuché a María Ángeles Saavedra hablar de la ataxia. Resultaba ser la presidenta de ACODA. Me sorprendió tanto que no daba crédito. Llegué a pensar que mi caso era el único en Córdoba. En ese momento, indagué para localizarles y poder hacerme socio de la entidad.

¿Qué significa pertenecer a una asociación de este tipo? ¿Qué supone para ti?

La participación a través de una asociación te permite formar parte de la sociedad. Con ACODA he podido conocer gente, escuchar los problemas con los que conviven diariamente e interactuar para ayudarnos mutuamente.

Hace algunos años, en un centro comercial, vi a una persona desplazarse con un vehículo a motor. Esa imagen me hizo reflexionar hasta que adquirí un scouter que me permite hacer mi vida diaria un poco más accesible.

El primer día que la tuve, me fui a las Tendillas. En medio de la plaza rompí a llorar porque ya podía pasearme por Córdoba, era uno más. Antes no, llegué a considerarme una persona desahuciada.

¿Por qué expongo este hecho? Porque ACODA me abrió los ojos y las puertas para conocer a otras personas que, como yo, se encontraban afectadas por la ataxia. Hoy son compañeros. Me ayudó a ver que la enfermedad no tiene los mismos síntomas en todos.

¿Qué beneficios tiene el asociacionismo para una persona con algún tipo de patología?

El respaldo que te ofrece y el vínculo que se crea entre iguales. Así, la trabajadora social de ACODA, Carolina Fernández, es parte esencial para el devenir no solo de la asociación, sino de las personas que la componemos. Cualquier ayuda que se nos dé a los atáxicos, por poco que sea, es mucha.

¿Le gustaría lanzar algún mensaje o reivindicación desde el colectivo con ataxia? Como somos pocos, ninguna farmacéutica invierte en crear una medicación porque no es rentable. Tengo la esperanza de la utilización de las células madres para generaciones venideras.

Disfruta de la entrevista al completo en nuestro canal de YouTube.