Juan López: “Debemos actuar a una edad temprana para que el profesional pueda intervenir cuanto antes en beneficio del niño”

El 27 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Terapia Ocupacional, por lo que FEPAMIC presenta la carta de servicio de desarrollo infantil para que la sociedad cordobesa conozca las posibilidades que ofrece.

El equipo multidisciplinar de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) ofrece a las familias andaluzas un servicio profesional en continua formación que mejora, potencia y desarrolla el desarrollo infantil.

Con formación y experiencia en Neurología, Neuropsicología, Integración Sensorial, Psicopatología del lenguaje y su Rehabilitación, Educación Inclusiva y personalizada, Terapia Cognitivo Conductual, Reestructuración cognitiva, la asistencia se realiza en sesiones individuales en las que las terapias se desarrollan a través del juego, siendo el principal protagonista el niño. 

En este sentido, y a través de la terapia ocupacional, “es primordial detectar, a una edad temprana, signos que nos indican que el desarrollo del niño/a no se está dando con normalidad para que un profesional pueda identificarlos e intervenir cuanto antes”, destaca Juan López, terapeuta ocupacional de FEPAMIC.

Esta rama socio-sanitaria basada en el uso de la actividad como herramienta terapéutica tiene como objetivo mejorar, potenciar y/o rehabilitar todas las funciones y roles físicos, cognitivos y sociales de la persona.

El profesional, de este modo, ayuda al niño a adquirir habilidades y desarrollar estrategias para potenciar su funcionalidad y autonomía en todas las áreas del desarrollo, así como adaptar y preparar el entorno del niño cuando esté presente alguna disfunción. Para ello, “es fundamental implicar a la familia en el tratamiento de su hijo/a desde que acuden al servicio”, expone López.

La misión de la federación es ayudar a estas familias desde la empatía, la profesionalidad y la cercanía. “El diseño de actividades, estrategias y adaptaciones permite ayudar a los niños a desarrollar las habilidades necesarias para ser lo más autónomos e independientes posible en cualquier área”, concluye el terapeuta.

Yara Álvarez: “Ser mujer, tener discapacidad y vivir en un pueblo puede suponer una barrera para la inclusión social y laboral de la mujer rural”

El 15 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Mujer Rural, por lo que FEPAMIC, en su compromiso con la inserción laboral de las personas con discapacidad, apremia a un trabajo inclusivo en toda la provincia.

En España hay escasos estudios actualizados acerca de la situación de la mujer rural con discapacidad. Con motivo del día internacional de la mujer rural, la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) pone de manifiesto la difícil situación que atraviesan con motivo de la exclusión social que padecen.

Los datos hablan por sí solos: en Andalucía 277.524 mujeres tienen algún tipo de discapacidad. En Córdoba, 22.783. En el ámbito rural de la provincia, 6.016.

Una de ellas es Yara Álvarez, técnica de proyectos de FEPAMIC, que expone la situación por la que atraviesa: “ser mujer, tener discapacidad y vivir en un pueblo conlleva una serie de factores que pueden suponer una barrera para la inclusión social y laboral de la mujer rural”.

Siguiendo los datos obtenidos por el informe del Observatorio estatal de la Discapacidad denominado “Las mujeres y niñas con discapacidad en el ámbito rural en España” el 75% de mujeres entrevistadas refieren que, sí existen diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a la vivencia de la calidad de vida y 67% creen que no existen las mismas posibilidades entre hombres y mujeres.

De esta manera, Álvarez agradece la oportunidad laboral en la entidad cordobesa, puesto que, a su parecer, “ser mujer, tener discapacidad y vivir en un pueblo conlleva una serie de factores que pueden suponer una barrera para la inclusión social de la mujer rural”.

Teniendo en cuenta la merma en la oferta de servicios públicos en el entorno rural que implica un déficit general en infraestructura civil y de transportes, al igual que en la cobertura de los servicios sociales, de salud, culturales o un menor acceso a las TIC, las mujeres con discapacidad que viven en este ecosistema ven incrementado el riesgo de exclusión social, ya que la inaccesibilidad física y de infraestructuras contribuyen al aislamiento e invisibilidad social de este colectivo de mujeres.

FEPAMIC alza la voz por un trabajo inclusivo de la mano de Diputación de Córdoba y sus mancomunidades para la erradicación de la discriminación de la mujer en ámbito rural. “La inserción en el mundo laboral fomentan una mejora de la calidad de vida del colectivo tan específico”, concluye la técnica de la federación cordobesa.

FEPAMIC aboga por cuidar la salud mental de las personas con discapacidad

El 10 de octubre se conmemora el día mundial de la salud mental destacando que la pandemia ha supuesto un aumento del 30 por ciento de las consultas en psicología.

La Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) resalta la importancia de mejorar la salud mental de las personas con discapacidad para aumentar su calidad de vida. Para ello, la entidad cordobesa cuenta con un equipo multidisciplinar en todos sus centros y servicios que tienden a cubrir las necesidades desde una perspectiva global.

La implicación de numerosos profesionales hace posible el funcionamiento de un servicio enfocado a dar respuesta a las numerosas necesidades de las personas con discapacidades graves, especialmente en la Residencia de Personas Gravemente Afectadas de FEPAMIC.

En este centro confluyen usuarios con patologías muy diversas: físicas y/o mentales adquiridas, congénitas, genéticas, degenerativas, etc. Eso hace que la intervención también sea muy variada y deba ser adaptada a la casuística de cada persona. Por tanto, “hay que intervenir considerando hándicaps añadidos como pueden ser deterioros cognitivos, intelectuales, alteraciones totales o parciales del lenguaje y la comunicación, problemas para la movilidad, deterioro de los apoyos socio-afectivos y/o familiares, y así, otras muchas variables”, relata Saudade Amaya, psicóloga RGA FEPAMIC.

El Departamento de Psicología, con cada residente, analiza sus necesidades en cada ámbito de la vida que se considera valorable para alcanzar dicha calidad y ofrece los apoyos que necesiten y estén a su alcance. “Trabajamos por su bienestar emocional, la satisfacción y el disfrute vital, preservar la capacidad de decisión, gustos y preferencias, participación social y autodeterminación de los usuarios; líneas de intervención dirigidas a cada uno, en particular, y al conjunto de los usuarios, en general”, continúa Amaya.

La salud mental es clave para el bienestar de todas las personas y, especialmente, en el colectivo con discapacidad, puesto que es el equilibrio entre emociones, pensamientos y comportamientos.

Sara Rodríguez hace un llamamiento a los universitarios con discapacidad para ser parte de la representación estudiantil

En el “VIII STAGE FORMATIVO” se trabajan cuatro líneas formativas: habilidades básicas, política universitaria plus, garantía de calidad y talleres de formación transversal (sostenibilidad, prevención y actuación en caso de acoso, discapacidad y oratoria).

Sara Rodríguez, vicepresidenta de CERMI Andalucía y presidenta de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC), participa en la formación de representantes de estudiantes de toda España con el fin de tejer una red de conocimientos trasversales que tiendan hacia la mejora de la defensa de los derechos del estudiantado y de la universidad pública.

Este VIII Stage Formativo de CREUP se desarrolla en Córdoba del 7 al 10 de octubre, ofreciendo, entre otras, una visión sobre la discapacidad en el ámbito académico.

En las aulas universitarias españolas existen 21.345 estudiantes con discapacidad, lo que supone el 1,5% respecto al total (un 10% de la población general), siendo el 51% hombres y el 49% mujeres. Rodríguez, en su intervención, prepondera la igualdad de oportunidades y la capacitación de las personas con discapacidad en dos ámbitos: la representación estudiantil y la académica. Asimismo, expone la situación de la mujer con discapacidad en el espacio universitario a través de un debate abierto. Además, señala la necesidad de incluir una cuota de reserva de plazas del 5% por titulación y la falta de garantías tanto en las pruebas de acceso como en el proceso de ingreso a la universidad.

“El 43 % de las universidades han incluido la variable discapacidad en el diseño de los planes de estudios de los distintos grados universitarios”, argumenta la vicepresidenta de CERMI Andalucía. “El fin es alcanzar el 100% de las universidades públicas, ya que estas tienen la misión de facilitar la incorporación y formación de nuestro colectivo”, esgrime. Como anuncia la organización de las jornadas, “la actividad de representación contribuye a mejorar el desarrollo personal del representante debido a que fomenta la capacidad crítica y le enseña a desenvolverse en una amplia variedad de situaciones diferentes”.

FEPAMIC y APARCOR son reconocidas por su labor solidaria por Fundación Magtel

La presidenta de la institución tecnológica, Auxiliadora López Magdaleno, agradeció el trabajo que desarrollan estas asociaciones y resaltó el papel del voluntariado.

El salón de actos del Rectorado de la Universidad de Córdoba acogió el reconocimiento de la Fundación Magtel a la labor solidaria de una treintena de entidades sociales que juegan un papel decisivo en la lucha contra la pobreza y exclusión social, entre las que se encuentran FEPAMIC y APARCOR.

El acto, denominado “Gracias por estar”, puso en valor el trabajo realizado a partir del comienzo de la campaña 500 Solidarios que se inició en abril de 2020 y vino originada por la reorganización de los programas de acción social de la Fundación MAGTEL a raíz del covid-19.

Con esta iniciativa, la Fundación no solo trabajó para atender con sus recursos una situación de emergencia sanitaria, sino social en su más amplia acepción dado el impacto de la pandemia.

Actividad de las asociaciones durante la pandemia

La presidenta de FEPAMIC, Sara Rodríguez, resaltó la organización institucional y la solidaridad del voluntariado corporativo ante la crisis mundial. Además, incidió en la superación de los miedos y desconocimiento que la pandemia trajo consigo durante las primeras semanas.

De la misma manera, destacó los 12.000 menús solidarios que se realizaron merced a la actividad generada a través del programa de solidaridad y garantía alimentaria, los acuerdos con los ayuntamientos de Córdoba y Cuevas del Becerro y la Parroquia María Luisa de Marillac con la Fundación FEPAMIC.

‘La ventana de Córdoba’, valor social FEPAMIC

Los colectivos de carácter social podrán anunciar sus actividades y fomentar el asociacionismo para visibilizar la discapacidad entre la ciudadanía.

La Fundación FEPAMIC, junto con la Fundación Cajasur, inaugura la pantalla ‘La ventana de Córdoba’ en las instalaciones de la Federación en María Montessori, s/n.

El objetivo de ambas instituciones es generar un plan abierto a toda la ciudad con el que se pretende crear un espacio en el que las organizaciones puedan presentar sus proyectos sociales, proporcionando así una relación de colaboración entre partes.

El fin es sumar valor social a las líneas de actuación que tanto Fundación FEPAMIC como Fundación Cajasur vienen desarrollando a través de sus múltiples programas, es decir, darle rédito a sus recursos, procesos y políticas que se combinan para generar mejoras en la vida de las personas o de la sociedad en su conjunto.

REAC (Red de Empresas Altamente Comprometidas) es el proyecto estrella de Fundación FEPAMIC por el que empresas y Fundación comparten ideas, experiencias, iniciativas y proyectos comunes en el que las personas con discapacidad, en general, y los niños y niñas con discapacidad, en particular, son el centro de los proyectos.

La finalidad de REAC es contribuir, junto con las empresas, a forjar políticas de responsabilidad social corporativa que, además de generar un impacto social, reporten a la empresa un valor añadido de cara a sus clientes con la implantación de proyectos destinados a la infancia con discapacidad.

 ‘La Ventana de Córdoba’ permitirá a las 34 asociaciones integradas en FEPAMIC potenciar sus actividades y fomentar el asociacionismo para visibilizar al colectivo con discapacidad.

De igual manera, Fundación Cajasur, quien patrocina la iniciativa, y su banco contarán con un recurso en el que informarán a la ciudadanía sobre sus proyectos de ciudad a realizar o los resultados de los mismos. Por último, el Ayuntamiento de Córdoba y todas aquellas organizaciones de ámbito social y cultural de Córdoba podrán exponer e informar de sus actuaciones. Para poder hacerlo deberán ponerse en contacto telefónico en el 957767700 o vía correo-e([email protected]).

Fundación FEPAMIC y Ayuntamiento de Córdoba impulsan el desarrollo infantil de los niños y niñas con discapacidad

Con un aporte de 12.000 €, infantes con discapacidad se beneficiarán del programa que tiende a la mejora de la calidad de vida y a su desarrollo integral.

Fundación FEPAMIC y Ayuntamiento de Córdoba aúnan esfuerzos para apoyar a las familias con niños y niñas con discapacidad. La corporación municipal dota con 12.000 euros la partida para desarrollo infantil. Esta cuantía económica se centrará en financiar terapias para niños con necesidades de desarrollo que facilita la plena integración familiar, social y escolar, contribuyendo así a la mejora de su calidad de vida y la de sus familias.

El programa va dirigido a infantes que pueden presentar alteraciones como trastorno del procesamiento sensorial (TPS), retraso en el desarrollo, dificultades de aprendizaje, parálisis cerebral, discapacidad intelectual, TEA, TDA-H, retraso y/o alteración del lenguaje, dificultades para gestionar sus emociones etc.

El servicio terapéutico pretende mejorar las condiciones de los niños a través de tratamientos de desarrollo integral como logopedia, estimulación neurológica o rehabilitación física, entre otros.

Esta actuación de la Fundación FEPAMIC comparte líneas con el programa REAC (Red de Empresas Altamente Comprometidas). Al ser terapias con un coste muy elevado para las familias debido a la cantidad semanal de sesiones y la duración de las mismas, la entidad cordobesa pone en marcha el compromiso y valor social tanto de administraciones públicas como de empresas privadas para facilitar la vida de las personas con discapacidad.

No recibir estos tratamientos a edad temprana supone un déficit importantísimo en su desarrollo que condicionará su vida futura. De ahí a que se haga necesario actuar entre las edades de 0 a 6 años. Según las características y necesidades detectadas en el niño y su familia, en el proyecto global de desarrollo son incluidos todos los programas de tratamiento de los distintos servicios de intervención que se estimen oportunos, respetando siempre el derecho del niño a su desarrollo integral y a su calidad de vida.

FEPAMIC y CEPES promueven mercados laborales inclusivos

El departamento de Ajustes de Personal y Social basa su acción de adecuación en la escucha activa para mejorar el rendimiento laboral de 479 trabajadores con discapacidad.

La Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) y la Confederación Empresarial de Economía Social (CEPES) son dos entidades referentes en economía social de España que sellan su compromiso por la discapacidad.

Ambos colectivos fundamentan su objetivo en la participación de las clases más desfavorecidas para reforzar la lucha contra la exclusión social, la pobreza y la discriminación. En esta línea, FEPAMIC promueve la inclusión social a través de sus cinco centros especiales de empleo, ofreciendo respuestas integrales con un equipo multidisciplinar al servicio de las personas con discapacidad de Córdoba y provincia.

“El valor social de la federación se encuentra en las personas”, argumenta María Barbero, técnica de ajustes, al ser cuestionada por la importancia del colectivo en la sociedad.

Mediante el vínculo con CEPES y el soporte de los fondos sociales europeos, el departamento de Ajustes de Personal y Social está actualmente centrado en detectar y determinar las necesidades de apoyo de sus 479 empleados con discapacidad a través de la valoración de las capacidades de la persona. “CEPES marca una serie de indicadores con los que buscamos conseguir una permanencia y progresión en el empleo de los trabajadores con discapacidad”, prosigue la dirigente al detallar el vínculo entre entidades. “En estos últimos meses hemos realizado una atención y asesoramiento de forma individualizada para detectar las necesidades del personal laboral”, continua.

El servicio de Ajustes de Personal y Social de FEPAMIC está realizando un gran esfuerzo para mejorar su situación abarcando desde el asesoramiento y asistencia hasta la formación. Este hecho les permite mantener un empleo estable y de calidad en cualquiera de las empresas que conforman la federación.  “Si apoyamos sus necesidades con los recursos y medios adecuados de los que dispone FEPAMIC, llegaremos a conseguir una mejora del rendimiento en el empleo y, por tanto, una mejor competitividad de la federación, siendo siempre nuestra prioridad la satisfacción personal y laboral del trabajador”, concluye la técnica.

FEPAMIC y Diputación de Córdoba centran sus actuaciones en la igualdad entre hombres y mujeres con discapacidad

La eliminación de barreras y la plena igualdad en la sociedad son el motor de las actividades que desarrollarán merced a la subvención concedida.

La convocatoria de subvenciones a asociaciones y/o federaciones que desarrollen proyectos programas y actividades para conseguir la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y la eliminación de la discriminación por razón de sexo u orientación sexual en la provincia de Córdoba durante el año 2021 de la Delegación de Igualdad de la Diputación de Córdoba permitirá a la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) llevar a cabo el proyecto denominado la igualdad entre hombres y mujeres con discapacidad como motor inclusivo”.

Este proyecto se va a realizar en los diferentes centros de FEPAMIC con el objetivo principal de potenciar la igualdad y la inclusión social de mujeres y hombres con discapacidad de Córdoba y provincia. Así, para la consecución de éste, se materializarán una serie de objetivos específicos como son:

  • Difundir y publicitar las actividades realizadas para potenciar la igualdad y la no discriminación de las personas con discapacidad. 
  • Sensibilizar y promocionar los derechos y necesidades del colectivo mediante actividades de carácter inclusivo y participativo relacionadas con la igualdad y la no discriminación de las personas con discapacidad. 
  • Concienciar a la ciudadanía cordobesa con discapacidad sobre la necesidad del uso de herramientas como la conciliación, corresponsabilidad, igualdad, sobre la necesidad de integración e inclusión de las personas con discapacidad, eliminación de estereotipos, discriminaciones, etc. 
  • Realizar actividades que generen un espacio inclusivo, entre iguales, donde se trabaje la discriminación por razón de sexo, la violencia de género, las barreras y la discapacidad.
  • Mejorar la calidad de vida de las mujeres con discapacidad relacionadas directamente con FEPAMIC.

A modo de resumen, las actividades que se desarrollarán para tal finalidad serán:

  1. ACTIVIDAD 1: Día de la mujer rural y día internacional de la violencia de género. Actividades inclusivas relacionadas con los días 15 de octubre (Día Internacional de las Mujeres Rurales) y 25 de noviembre (Día Internacional contra la violencia de género) acordes a las fechas de ejecución del proyecto, desarrollándose en los días cercanos, según la disponibilidad.
  2. ACTIVIDAD 2: actividades inclusivas. Acciones de carácter participativo e inclusivo en los diferentes centros de FEPAMIC. En éstas podrán participar todas aquellas personas que estén interesadas. Para esta actividad, se realizarán charlas motivadoras como por ejemplo “Alza la voz”, protagonizada por personas usuarias, entrevistas, relacionadas con el ámbito de la discapacidad, la violencia de género, la discriminación, la necesidad de igualdad, las barreras y las necesidades.
  3. ACTIVIDAD 3: juegos cooperativos. Dinámicas cooperativas que fomenten la igualdad, la inclusión y la no discriminación del colectivo.
  4. ACTIVIDAD 4: sesión de cine. Visualización de películas y cortos relacionados con la igualdad, violencia de género, discriminación y estereotipos. Las películas serán elegidas por las personas usuarias y posteriormente se generará un debate sobre las barreras, los estereotipos, los prejuicios y la necesidad de inclusión e igualdad de las personas con discapacidad.
  5. ACTIVIDAD 5: talleres de manualidades en los diferentes centros de FEPAMIC que tiendan al fomento de la igualdad, la visibilidad de las mujeres con discapacidad y la no discriminación.

FEPAMIC inicia el curso escolar con 165 contrataciones

  • Los monitores de actividades escolares de FEPAMIC proporcionan un servicio continuo para que el aprendizaje no se estanque y la adaptación al medio sea la más óptima posible.

Septiembre está marcado en el calendario para miles de familias cordobesas. El curso escolar 2021/2022 se inicia los días 10 (colegios) y 15 (institutos). 21 años después, la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) continúa ofreciendo un servicio ejemplar en la inmensa mayoría de centros educativos de toda la provincia, un total de 146.

La prestación que ofrece la Federación tiene como objeto dar atención y asistencia al alumnado con necesidades educativas especiales, es decir, no es una labor pedagógica, sino que con esta acción asistencial se pretende mejorar la calidad de vida de los niños y niñas, haciendo así un gran aporte en el camino hacia la integración social de cada uno de ellos.

Con el fin de dotar al sistema andaluz de educación pública no universitaria de un entorno físico y unos servicios complementarios seguros, accesibles y de calidad, desde una gestión eficiente y socialmente responsable, la Agencia Pública Andaluza de Educación confía en FEPAMIC para satisfacer las necesidades de las familias y la educación de los andaluces y andaluzas en igualdad de oportunidades.

A lo largo de más de dos décadas, la entidad cordobesa ha ganado presencia potenciando un servicio esencial para cubrir las necesidades de los jóvenes con discapacidad. Si en 2004 se cubrieron las demandas con 11 trabajadores, en 2021 son 165 los monitores que se ponen a disposición para cubrir cuidados, formación, inserción, etc. Del total, se debe destacar que el 65% del personal contratado son personas con discapacidad.

La función que se desempeña, tanto en colegios como en institutos, transcurre durante todo el curso escolar para cubrir de principio a fin las necesidades del alumnado. La titulación exigida por la Junta de Andalucía para poder desempeñar las funciones es la de Técnico/a Superior de Integración Social, formación que capacita parar realizar una intervención directa en cualquier grupo social.

FEPAMIC llama a la inclusión en la industria de los videojuegos

  • Se calcula que alrededor de 33 millones de ‘gamers’ presentan discapacidad.
  • Electronic Arts o Xbox se suman a la accesibilidad del colectivo.

La Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) solicita a la comunidad audiovisual internacional el desarrollo de plataformas accesibles para los ‘gamers’ con discapacidad.

En el último informe de Accenture de 2021 “Gaming: the next superplatform”, la industria del gaming tiene cerca de 2.700 millones de jugadores en todo el mundo. Pero no todos los jugadores tienen las mismas capacidades físicas o mentales para disfrutar la experiencia que ofrece la industria. Cada persona juega de diferente manera.

“Debemos entre todos generar entornos más adaptados para satisfacer las necesidades de todas las personas”, subraya Sara Rodríguez, presidenta de FEPAMIC. Por esta razón, la dirigente anima a “crear nuevas características que hagan que los videojuegos sean más inclusivos”.

Recientemente Electronic Arts (EA) decidió ceder todas sus patentes de accesibilidad para videojuegos, entre las que destaca su sistema de ‘Ping’, que facilita la comunicación a las personas con discapacidades auditivas, cognitivas y del habla. Así, en la misma dirección, Xbox busca mejorar la experiencia de ‘gamers’ con discapacidad con la creación de un programa para diseñar videojuegos que permitan una mayor accesibilidad, achicando así la brecha entre sus usuarios.

Desde 2004, organizaciones sin ánimo de lucro como AbleGames persiguen la inclusión y accesibilidad para las personas con discapacidad en el mundo ‘gaming’. Por todo ello, “las desarrolladoras deben apostar por la accesibilidad, puesto que, con los ajustes necesarios, más personas disfrutarán de este sector”, apeló Rodríguez.

La Ley 8/2021 reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica

  • El 3 de septiembre entra en vigor modificando siete de las principales normas de Derecho Privado (Código Civil, Ley del Notariado, Ley de Jurisdicción Voluntaria, Ley Hipotecaria, Ley de Patrimonios Protegidos, Ley de Registro Civil y Ley de Enjuiciamiento Civil).
  • FEPAMIC aboga por la independencia de las personas con discapacidad y como muestra de ello es el programa anual de asistencia personal que persigue la plena autonomía del colectivo.

La normativa supone un cambio importante en el sistema de toma de decisiones del colectivo con discapacidad, ya que, si bien el sistema vigente se fundamenta en la “sustitución” de su voluntad, la nueva norma tiene como fin el respeto de esa voluntad y de las preferencias de las personas con discapacidad.

La modificación legislativa introduce un cambio sustancial porque la capacidad será inherente a la persona y no podrá alterarse, pero sí deberá darse el apoyo adecuado y proporcional a quien lo necesite.

En definitiva, pretende dejar a un lado la incapacitación para ofrecer todas las medidas necesarias para el apoyo que puedan necesitar en el ejercicio de su capacidad jurídica.

Esta Ley modifica el Título XI del Libro Primero del Código Civil que pasará a denominarse “De las medidas de apoyo a las personas con discapacidad para el ejercicio de su capacidad jurídica”.

Al desaparecer la incapacitación judicial, los Capítulos I y II del Título XI regularán las medidas de apoyo de la persona con discapacidad. Ambos tendrán por finalidad permitir el desarrollo pleno de la personalidad y el desarrollo jurídico en condiciones de igualdad. Estas actuaciones tenderán al impulso en la toma de decisiones, informando y ayudando en su comprensión y razonamiento, así como facilitar que pueda expresar sus preferencias.

Las medidas de apoyo podrán incluir funciones representativas solo en casos excepcionales. Así, la autoridad judicial podrá dictar las salvaguardas que considere oportunas a fin de asegurar que el ejercicio de las medidas de apoyo atienda a la voluntad, deseos y preferencias de la persona.

La Ley 8/2021 prioriza las medidas de apoyo voluntarias (guarda de hecho, curatela y defensor judicial). Estas actuaciones deberán acordarse en escritura pública y pueden referirse a la persona o a sus bienes. Se refuerza la figura de la guarda de hecho, que se transforma en una institución jurídica de apoyo, dejando de ser una situación provisional cuando resulta adecuada para la salvaguarda de los derechos de la persona con discapacidad. Por su parte, la curatela se regula con detalle, siendo de naturaleza primordialmente asistencial, eliminando del ámbito de la discapacidad la tutela, la patria potestad prorrogada y la patria potestad rehabilitada, recogiendo la figura del defensor judicial para situaciones en que la figura de apoyo habitual no pueda intervenir o exista conflicto de intereses entre esta y la persona con discapacidad.