Un centenar de personas con discapacidad encuentran su oportunidad laboral de la mano de Fepamic y Sadeco

La recogida de la naranja de Córdoba y barriadas periféricas se extenderá hasta el próximo mes de marzo.

La inserción sociolaboral de las personas con discapacidad encuentra su oportunidad con la recogida de las naranjas de Córdoba y sus barriadas periféricas. Por tercer año consecutivo, la empresa municipal Sadeco adjudica a la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Córdoba (FEPAMIC) el contrato para la acción.

La empleabilidad del colectivo es uno de los principios rectores de la federación cordobesa. “Conseguir la plena inclusión de las personas con discapacidad en el mercado laboral es un objetivo a largo plazo que implica a todas las administraciones públicas y empresas privadas. Se han conseguido notables avances, también a nivel legislativo, pero queda mucho por hacer”, expone Sara Rodríguez, presidenta de FEPAMIC.

Desde enero hasta finales de marzo, si las condiciones climatológicas lo permiten, un total de 100 personas con discapacidad y en riesgo de exclusión social recorrerán las calles con la misión de retirar de la vía pública el fruto del naranjo. Esta actividad se encuadra también en labores de limpieza del viario público.

Según datos de la empresa municipal, el personal que pone a disposición FEPAMIC estarán en unas 700 calles de Córdoba que cuentan con este tipo de árboles. Para ello se formarán cuatro equipos compuestos de 23 peones, un coordinador y un conductor. Este año, al igual que se hiciera el pasado curso como medida preventiva por el COVID-19, “por cada árbol solamente se encontrarán dos trabajadores, respetando así la distancia social de seguridad”, relata José Moreno, responsable del servicio en FEPAMIC.

El material recogido se depositará en el vertedero municipal para que se convierta en compost y mermelada.