Un hombre ciego perfecciona técnica para percibir su entorno usando la lengua

El americano Daniel Kish es capaz de pasear en bicicleta gracias al eco producido por los chasquidos de su lengua

Un señor ciego y un delfin mezclados.

Daniel Kish es ciego desde pequeño, aunque asegura que es capaz de pasear en bicicleta evitando los obstáculos gracias a la ecolocación. Esta técnica es la utilizada por algunos animales como los delfines y los murciélagos para desplazarse en la oscuridad.

Para identificar el espacio que le rodea, Kish produce una serie de chasquidos con su lengua, a razón de dos o tres por segundo. Aprovechando el eco de los chasquidos, Kish es capaz de adivinar, por ejemplo, si se encuentra ante un vehículo o un árbol, si la estructura que tiene delante es de madera o metal, y a qué distancia se encuentran los objetos que hay a su alrededor.

Gracias al perfeccionamiento de esta habilidad, Daniel es capaz de practicar deportes como el ciclismo de montaña.

Aunque todas las personas ciegas utilizan en mayor o menor medida la técnica de ecolocación para orientarse en el mundo que les rodea, Kish ha sido capaz de ir un paso más allá.

En la actualidad, este americano se dedica a viajar por todo el mundo enseñando su particular técnica a personas ciegas de diferentes países.